Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 4 de abril de 2011



Clasificación de las distintas formas de hojas
Darío Sevillano Álvarez´


Monografía de Sopetrán
Complemento 2 a la Quinta Unidad

Estimado Lector: Palabras que encuentre subrayadas son enlaces de internet.
Cliquéelas, bien pueda.
Una de las cosas más agradables, que hacemos en la Botánica, es la clasificación de las distintas formas de hojas.
De la habilidad del maestro, depende que los alumnos, le tomen interés a este tema y que puedan hacer herbarios, con todo el cariño, para mostrar las grandezas de la naturaleza, en esta materia.
Recordemos: Las hojas, son partes de la planta, por lo general, son de color verde, debido a la concentración de clorofila que contienen; siempre están adheridas al tallo; son una de las partes importantes, porque les tocan las funciones de aparato respiratorio, pues, reciben y expelen el oxígeno y el bióxido de carbono; de aparato digestivo, porque procesan la savia bruta y la convierten en savia elaborada; y les toca emitir el exceso de agua que ha absorbido la raíz.
4.-HAZ
Miremos las principales características de las hojas:
Casi todas son aplanadas y presentan dos mitades, casi iguales y bien definidas, a lo que podríamos llamar simetría bilateral, que las distingue de la raíz y del tallo; su crecimiento es limitado, para cada especie; todas tienen: limbo, que es la parte amplia de la hoja, envés, que es la parte inferior; nerviaciones, parecidas a nuestras venas; y pecíolo, que es el conducto por el que se une, al tallo. Hay unas hojas especiales, como la del maíz, que tienen una vaina que envuelve parte del tallo. Si la hoja no tiene pecíolo la llamamos sentada o sésil, como en la acacia.
Hay otros casos, como el de la alverja, que son dos hojitas adheridas al tallo y se llaman: estípulas.
Hay otros casos, pero casi no se presentan, como el alado, que el limbo tiene figura de ala y el filodio, que son pecíolos ensanchados, a manera de lámina, que sustituyen el limbo;  pero en Sopetrán, no los hemos observado.
Las hojas son el lugar donde se fabrica el alimento de las plantas verdes. Las hojas pueden ser de diversas formas y tamaños. Pueden ser simples, cuando una sola hoja está conectada por un peciolo al tallo, ejemplo (roble, arce), o compuesta, cuando las hojas están divididas en foliolos separados pero unidos a un mismo peciolo o tallo (cenizo, falsa acacia).



Las hojas son las encargadas de recibir luz y tener aberturas (estomas) que permiten que el agua y el aire entren y salgan. La superficie externa de la hoja tiene una capa cerosa llamada cutícula que protege la hoja. Las venas llevan el agua y alimentos hacia adentro de la hoja.


 

Las hojas son donde los alimentos pasan por un proceso que se llama fotosíntesis. En este proceso, el bióxido de carbono y el agua en presencia de la clorofila (el pigmento verde) y la energía solar se transforman en glucosa (azúcar). Esta energía rica en azúcar es la fuente de alimentos usados por la mayoría de las plantas.


La fotosíntesis es especial para las plantas verdes. La fotosíntesis provee el alimento a la planta y el oxígeno para tipos de seres vivientes.
Una planta verde ayuda a hacer el oxígeno que tú estás respirando hoy.


Diagrama de corte trasversal de una hoja.

Hay diversas formas de clasificar las hojas:
Por su simplicidad; por su posición en el tallo; por su forma; por las características del limbo; por sus bordes; por sus vértices; por la forma de la base; por la forma del ápice o punta y por la dirección que toman sus nervios.

 
Grafico de diferentes tipos de hojas
En el gráfico, aparecen lanceolada, o en forma de lanza; lineal o en forma de línea, también se le dice acicular o en forma de aguja; lobulada o en forma de lóbulos; ovalada o en forma de óvalo; palmeada o en forma de la palma de la mano; pinada o que termina en punta, unas veces en una y otras en dos, a las que llamamos imparipinada y paripinada; trifoliada o con tres folios; aserrada o con borde parecido a una sierra.
Veamos ahora las formas más comunes de hojas, que se presentan en la naturaleza y expliquemos cada uno de los nombres, para que nuestros alumnos disfruten mejor.

Complementemos la información, con unos gráficos en blanco y negro, para que podamos definir, las distintas páginas de los herbarios:
Por su simplicidad o su complejidad, las hojas son simples o compuestas, esta podría ser la primera ilustración que los alumnos pongan en sus herbarios.
Recuerden las técnicas que se utilizan para recoger el material y secarlo, porque de esto depende, la durabilidad de los trabajos.
Es bueno meterlas en papel periódico y asentar la plancha caliente, sobre el papel.


Las hojas compuestas, pueden ser paripinadas, imparipinadas o recompuestas.
Por su distribución en el tallo, las hojas pueden ser:
Autores más modernos, indican otras formas de hojas, según la posición en el tallo, miremos un gráfico de esto:

A. Son las hojas dispersas, porque se distribuyen en forma caprichosa, en el tallo; B. Son las alternas, es decir, una sí y otra no; C. Opuestas, es decir, una al frente de la otra; D. conexas, porque sus bases, están conectadas, sin pecíolo; E. Verticiladas, es decir formando vértices o racimos.

Las hojas por su forma, pueden ser:
En su orden, están: 1 Linear, 2 acicular, 3 filiforme, 4 tubulada, 5 oblonga, 6 elíptica, 7  lanceolada, 8 romboidal, 9 ovada, 10 obovada, 11 deltoide, 12 oblanceolada, 13 espatulada, 14 reniforme, 15 orbicular, 16 palmatilobada, 17 palmada, 18 lobulada.
Las hojas por sus nerviaciones pueden ser: Uninervias, o sea con un solo nervio; 19 Paralelinervias, o sea con sus nervios paralelos; 22 penninervias, o sea con sus nervios dispersos; 21 curvinervias, o sea con sus nervios en formas curvas; 20 palminervias o sea con sus nervios parecidos a la palma de una mano.
Esta es una de las páginas más difíciles de los herbarios, por la dificultad para encontrar en un solo lugar, todas las clases de nervios.

A manera de orientación, podemos decir que las uninervias se consiguen en las gramíneas y en los cereales; casi siempre las hojas largas son paralelinervias; el papayo y el papayuelo, lo mismo que la balsamina, son palminervias; la esmeralda que da, como maleza, los mortiños y el siete cueros, son curvinervias.
También se encuentran las curvinervias, en algunas malezas de piso térmico cálido, a las orillas de los caminos.
Por el margen foliar o borde, pueden ser:

23 Entera, 24 ondulada, 25 aserrada, 26 crenulada, 27 dentada, 28 serrulada, 29 bidentada, 30 incisa, 31 lacerada, 32 pectinada, 33 ciliada, 34 lobada, 35 hendida, 36 partida, y 37, 38 alabardada. Las dos últimas muestras son alabardadas.


Las hojas compuestas pueden ser:

39 Trifoliada, es decir que tiene tres folios;  40 Palmaticompuesta, es decir que está formada por varios folios, que tienen parecido a la palma de la mano; 41 tripinada, es decir que termina en tres hojas o folios; 42 imparipinada, es decir que la parte de encima termina en un folio; 43 paripinada, es decir que la parte de encima, termina en dos folios.
Por el ápice o la punta, las hojas pueden ser:

44 Aguda, es decir, como un ángulo agudo; acuminada, en forma de aguja; 45 cuspidada, con una cúspide o punta; 46 obtusa, como un ángulo obtuso o abierto; 47 retundente, con una pequeña profundidad, en la punta; 48 emarginada, con una profundidad, más prominente, en la punta; 49 aristada, con una arista o parte puntuda; 50 mucronada, con su punta remata en pico.
Las hojas por la forma de sus bases, son:

52 Obtusa, es decir que forma un ángulo obtuso; 53 truncada, es decir, recortada en su base;  54 cuneada, en forma de cuña; 55 atenuada, muy reducida su base; 56 peltada, parecida a un pétalo; 57 oblicua, que la mitad de la base, es más alta que la otra;  58 cordiforme, en forma de corazón; 59 auriculada, en forma de aurícula;  60 sagitada, en forma de saeta; 61 astada, parecida al asta de una bandera; 62 conexa, empatada en la base;  63 perfoliada, cuando el pecíolo parece que la perfora; 64 ocreada o en forma de vaina tubular; 65 amplexicaula, porque abrazan el tallo.
Con estos elementos en las manos, el docente tiene las herramientas suficientes, para enfrentar la tarea de hacer los herbarios escolares y sabe, con absoluta seguridad,  que los alumnos aprenderán a querer las ciencias biológicas y que su trabajo será agradable.

Bibliografia y créditos:

Enciclopedia Áreas, libro de Biología.
Botánica del sacerdote jesuita Lorenzo Uribe Uribe.
Apuntes personales escritos en treinta y tres años de docencia.



Sopetrán, 17 de julio del 2010.
*