Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 4 de enero de 2016

La uva parra

El rincón de las frutas
Darío Sevillano

La Vitis vinífera, palabras que significan ‘el sarmiento que produce uvas para hacer vino’, es un fruto que fue clasificado por Carlos Linneo, en el año de 1753, en su obra Species plantarum ‘las especies de plantas’.

Sopetrán, en la década del cuarenta del siglo pasado era un emporio de riqueza con sus grandes parrales, como se les dice a los cultivos de esta interesante planta, que abundaba en los campos y en los patios de las grandes casas.



La uva parra, como la llamamos coloquialmente, es un fruto que se presenta en gajos y su color morado es un anuncio muy importante, para los humanos que desean gozar de buena salud.

Todos los frutos de color morado previenen el cáncer.

La uva parra es el fruto de la vid y se utiliza para la producción de agraz, mosto, vino y vinagre; pero si se comen frescas y recién cogidas de los parrales, son un complemento alimentico de alta calidad, como lo veremos al final de este informe científico.



Hay una gran variedad de especies y todas tienen los mismos poderes alimenticios, fuera de la hermosa presentación de sus racimos, que son una tentación para los humanos.

Según anuncia la Organización mundial para la alimentación y la agricultura, FAO, en la Tierra dedicamos una extensión de 75.866 kilómetros cuadrados a su cultivo y de esa producción, un 71 % se utiliza en la producción de vinos; un 27 % es consumido como alimento natural; un 2 % se utiliza como frutos disecados, que se venden en los mercados con el nombre de uvas pasas, bastante benéficas para la salud humana.

Miremos el mapa de distribución de los terrenos en que cultivamos uvas en el planeta y los que serán usados en 2050:


Cliquear la foto para ampliarla, cliquear afuera de la foto para cerrarla


Es bueno aclarar que España y los países mediterráneos, son los lugares en donde más se cultivan las uvas.



País
Área dedicada
11 750 km²
8640 km²
8270 km²
8.120 km²
4150 km²
2860 km²
2480 km²
2160 km²
2080 km²
1840 km²
1642 km²
1053 km²

Así es la producción mundial de las uvas.


Las uvas crecen en los sarmientos o gajos del parral en racimos que pueden tener entre 6 y 300 uvas y pueden ser negras, moradas, amarillas, doradas, púrpuras, rosadas, anaranjadas o blancas, estas últimas, realmente son de color rojo, pero una sustancia que no les permite desarrollar antocianos, elementos que son los que producen la coloración de las uvas, las presenta en color blanco.

En los parrales de las playas del cauca, había empleados especializados en quitarles algunas uvas a los gajos, para que las que quedaran fueran lo suficientemente fértiles.

Seguidamente procedamos a clasificarla, para que los alumnos de los colegios puedan llegar a ellas en una forma más familiar:

Reino: Vegetal.
División: Magnoliophitos.
Clase: Magnoliáceas.
Orden: Vitales.
Familia: Vitáceas.
Género: Vitis.
Especie: Vinífera.


Veamos ahora los componentes que tienen las uvas: carbohidratos, azucares, fibra alimenticia, grasas, proteínas, tiamina, riboflavina, niacina, ácido pantoténico, vitamina B6, ácido fólico, vitamina C, vitamina K, calcio, hierro, magnesio, manganeso, fósforo, potasio, sodio y zinc.

Con solo mirar esta tabla de componentes, cualquiera sabe las grades propiedades alimenticias y curativas que tienen las uvas.

Para que un parral sea muy próspero, es indispensable que la cama en que está montado, reciba los rayos solares por espacio de ocho horas diarias, de lo contrario el cultivo no prospera y en ningún momento produce gajos de uvas.


Observen la cama en que van a montar el parral y fíjense muy bien que está construida al aire libre, para poder recibir los rayos del sol adecuadamente.

Cuando las plantas están sembradas en el lugar apropiado y son cultivadas con todos los requisitos de la buena agricultura, los frutos son abundantes; recuerdo que cuando había cultivos de uvas en las fincas de las orillas del cauca, algunos racimos llegaban a tener hasta mil uvas y los empleados debían quitarles algunas, para que las restantes pudieran progresar.

Veamos un parral en plena producción:


Cuando el parral ha dado su cosecha, hay que proceder a podarlo, pero esto requiere unas técnicas especiales, miramos algunos conceptos.


Si miran con cuidado este gráfico, podrán observar unas líneas punteadas de color rojo; por estos puntos se debe podar el parral.

El gráfico que estoy mostrando, es la mejor forma de podar en Colombia, porque en los países en donde hay estaciones, se aplican otros métodos, que no son de interés para los campesinos de Sopetrán.


Así se llaman las distintas partes de los brazos o sarmientos de un parral.


En este gráfico se pueden ver unas rayitas que muestran por dónde se pueden podar las distintas formas del parral. En el gráfico hay tres ejemplos distintos y muestra todo el proceso. Las partes oscurecidas son las que se deben podar


La parra o vid posee tres tipos de yemas:

La yema principal, que cuando se desarrolla tiene tres componentes: Yema primaria, yema secundaria y yema terciaria, siendo la más importante la yema primaria, que es la que trae la producción de gajos.

El maestro Alfonso Góez, que tenía dos parrales en su casa, decía que para darle importancia a la cosecha, se debían podar la secundaria y la terciaria.

La yema pronta o anticipada, puede brotar de la misma temporada de la yema principal, dando origen a un brote anticipado, esta yema produce racimos de baja calidad; en Europa la llaman pampanito; lo mejor es podarla.

Y la yema latente, que brota cuando ha habido una fertilización o una poda excesiva, a esta la llamamos los campesinos un chupón, porque requiere mucho alimento y no produce frutos; es necesario podar esta yema.

Una norma muy sabia dice: «Busca la corteza antigua, pasa tres o cuatro yemas y luego recorta el resto del crecimiento con algunas tijeras de podar afiladas».

Esta práctica, libera a la planta de muchos sarmientos inútiles y hace que tenga una buena producción.


Cuando los racimos estén formados, debemos retirar toda la nueva producción de sarmientos o brazos y es indispensable retirar todo el follaje que esté tapándolos para evitar, enfermedades en los frutos.

Si las uvas son para el consumo humano, en forma de racimos, para obtener buenas cosechas, deja en cada mata unas treinta yemas productoras de racimos; si tu producción es para hacer vinos, puedes dejar cincuenta yemas por mata.


Ahora veamos los servicios alimenticios y medicinales de las uvas:

Las uvas se emplean como alimento desde tiempos inmemorables; recordemos que Noé el patriarca bíblico, se emborrachó tomando vino.
Esto quiere decir que la humanidad descubrió ese fruto y lo utilizó en sus alimentos y en sus medicamentos, pero los agoreros también les dan mucha importancia sobre todo en el día final de cada año, a las doce de la noche; claro está que yo no creo en agüeros, ni en dioses de tres por diez.

Entre los servicios medicinales del fruto de la vid, encontramos que es diurético, laxante y sirve para mejorar el organismo, cuando están muy bajas las defensas.


Las uvas sirven para ser consumidas como fruta fresca o como zumo; aunque la principal utilidad de ellas es la fabricación de vinos, también se utiliza para hacer conservas.

Por su alto contenido de minerales y vitaminas, siempre se han consumido las uvas, como antioxidantes y anticancerígenas.

Entre los componentes de la uva podemos mencionar carotenoides, provitaminas y flavonoides como miricetina y quercetina.

Los flavonoides se llaman así, porque se derivan de la palabra latina flavus, que significa ‘sustancia amarilla’ y son muy importantes en el organismo, porque sirven para prevenir el cáncer; son cardiotónicos; mejoran la fragilidad capilar; son antitrombóticos; disminuyen el colesterol; protegen el hígado; protegen el estómago; son analgésicos y antiinflamatorios; son antimicrobianos; y son antioxidantes.

Por la vitamina A que contienen las uvas, nos mantienen en con excelentes órganos de la vista; y son las responsables de la buena salud de los huesos; a la vez que alivien las dolencias de los tejidos; el aparato reproductor; y el régimen hormonal.


El mejor consejo que se le puede dar a una persona es laimcorporación de las uvas en su régimen alimentario.


Sopetrán, Diciembre 31 del 2015.

*

domingo, 27 de diciembre de 2015

Pesebres 3

Últimos Pesebres
Darío Sevillano Álvarez

Este es el pesebre comunitario de la calle Santander.

Ahora abramos la puerta grande para ver el mejor pesebre que se hace en Sopetrán:

Este es el pesebre de la familia González Álvarez.
Aquí tenemos que decir: Sin comentarios.

Todos los elementos son de la época 
del nacimiento de Cristo.

Las escenas de este pesebre parecen reales.

Con este espectáculo, se me agotan las palabras.

Los personajes del pesebre, hablan por sí mismos.

Cuando vemos este pesebre, nos 
parece que estamos en las tierras de Belén.

En cada cuadro bíblico, encontramos 
gratísimas sorpresas.

¿Cómo les parecen l
as figuras básicas del pesebre?

Esta es la parte trasera del pesebre.





Sopetrán, 20 de diciembre del 2015.



viernes, 25 de diciembre de 2015

Sor Tere y el hábito de celebrar títulos

Tomado de El Colombiano (15-22-237).
Daniel Cardona Henao.
 Mientras en el Atanasio aumentaba la ansiedad cuando el árbitro decretaba los penaltis,Teresa Rodríguez Arboleda sufría un ataque de gastritis.

Las hermanas del convento donde vive en Cali se reunieron para acompañarla a ver la final de su Verde —ese que siempre lleva en su corazón, en sus rezos y en su cuarto de habitación— ante Junior.
Fue una celebración de abrazos con sus compañeras, que no son amantes del fútbol, pero les gusta ver feliz a sor Teresa. Así lo hicieron tras la obtención de la estrella 15.
«Yo tengo una llavecita con el escudo de Nacional, la pongo al lado del altar de mi pieza; con ella cierro el arco de Nacional y abro el del otro equipo», relata esta religiosa, de más de 80 años, nacida en Sopetrán (el resaltado es del blog Los Gavirias de Sopetrán).
Desde joven se fue a ejercer como monja a Cali, pero eso no le ha impedido jamás perder el amor por su equipo. «Siempre colecciono todos los afiches de los equipos campeones», apunta.
Adornó su altar con un muñeco de madera, un vaso, una lámina de vidrio y, como no podía faltar, un rosario. Todo posa allí con su identificación de Atlético Nacional al frente de una Virgen María rodeada por flores.
Pero este no es su único equipamiento con insignias del Verde paisa. Toallas, camisetas, fundas, sábanas, tendidos y lapiceros completan la colección.
Sin embargo, su pasión no solo se cristaliza en lo material. «Todas mis oraciones tienen incluido a Nacional, antes de esta final oré mucho para que pudiera ser campeón», confiesa.
De todas maneras, sabe que su vocación va primero y privilegia el servicio a la comunidad sobre los partidos del vigente campeón.
«Trato de verme los partidos, pero muchas veces mis obligaciones me impiden hacerlo. Igual, siempre veo deportes para saber todo lo que pasa con mi equipo».
Ella opina que Nacional, hoy por hoy, es el club más grande de Colombia. «¿Qué equipo gana tres títulos seguidos?, venimos celebrando mucho últimamente». Y saca pecho cuando habla de los quince títulos.
Nunca ha ido al estadio por el miedo que le produce la inseguridad reciente en el fútbol.
También hay otro motivo de peso: «si en el convento sufro, no me quiero imaginar allá. Además, el doctor me dijo que tengo que dejar de ver tanto a Nacional porque me afecta la salud».
Viene de recuperarse de una cirugía de garganta y sufre de un problema en sus pulmones, pero es difícil que deje de estar pendiente de su equipo.
Esta mujer, que afirma que bendijo a Franco Armani con su llave, seguirá rezando por una ayuda divina para su equipo del alma.



Daniel Cardona Henao.
Comunicador social-periodista en formación. Loco por el fútboñ y delirante por el tenis. Iniestista y federersista.

jueves, 24 de diciembre de 2015

Ceremonial de Navidad

Tomado de lumen Cristi

Las familias católicas se reúnen en la noche del 24 de diciembre, víspera de la Navidad, para celebrar el nacimiento del Hijo de Dios. Para ello preparan una rica cena, en la que se acostumbra comer pavo u otros platillos propios de esta época. Se trata de una cena especial, distinta a la de todos los días y en un ambiente fraterno y festivo.

Ceremonia para la cena de Navidad

El menor de los asistentes pregunta a quien preside la cena, preferiblemente el padre o la madre del hogar, sobre las razones por las cuales se celebra esta fiesta.

Menor: —¿Qué celebramos en esta noche, que todo es tan distinto?

V: —Un día fuimos esclavos del pecado; y para liberarnos, nuestro eterno Padre nos envió hace unos 2000 años a su amado hijo Jesucristo, para que fuera nuestro Redentor.

Se narra entonces la historia del nacimiento de Jesús:

Lectura del Santo Evangelio según San Lucas (Lc 1 y 2).

En el tiempo en que Herodes era rey de Judea, envió Dios al ángel Gabriel a un pueblo de Galilea llamado Nazaret,  a visitar a una joven virgen llamada María, que estaba comprometida para casarse con un hombre llamado José, descendiente del rey David.

El ángel entró donde ella estaba, y le dijo:

—¡Dios te salve María, llena eres de gracia! El Señor está contigo.

La Virgen cuando vio al ángel, se sorprendió de sus palabras, y se preguntaba qué significaría aquel saludo.

El ángel le dijo:

—María, no tengas miedo, pues tú gozas del favor de Dios. Concebirás y tendrás un hijo y le pondrás por nombre Jesús. Será un hombre grande, al que llamarán en justicia Hijo del Dios altísimo: y Dios, el Señor, lo hará rey, como a su antepasado David, y reinará por siempre en la nación de Israel. Su reinado no tendrá fin.

María preguntó al ángel:

—¿Cómo podrá suceder esto, si no conozco varón

 El ángel le contestó:

–El Espíritu Santo descenderá sobre ti  y el poder del altísimo te cubrirá con su sombra. Por eso, el niño que va a nacer será llamado Santo e Hijo de Dios.

Entonces María dijo:

—He aquí a la esclava del Señor. ¡Hágase en mí según tu palabra!

Con esto, el ángel se fue.

Sucedió que por aquellos días, el emperador Cesar Augusto expidió un edicto ordenando que se hiciera un censo de todo el mundo. Este primer censo fue hecho siendo Cirino gobernador de Siria.

 Todos tenían que ir a inscribirse a su propia ciudad, por esto salió José desde la ciudad de Nazaret, de la región de Galilea, y se fue a Belén, en Judea, donde había nacido el rey David, porque José era descendiente de David. Fue allá a empadronarse, junto con María, su esposa, que se encontraba encinta.

 Y sucedió que mientras estaban en Belén, a María le llegó el tiempo de dar a luz. Y dio a luz a Jesús su primogénito. Luego lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre,  porque no había alojamiento para ellos en la posada.

 Cerca de Belén había unos pastores que pasaban la noche en el campo cuidando sus ovejas. De pronto se les apareció un ángel del Señor, la gloria del Señor los envolvió con su luz y tuvieron mucho miedo.

Pero el ángel les dijo:

—No tengáis miedo, porque os traigo una buena noticia que será motivo de gran alegría para todos: Hoy os ha nacido en el pueblo de David un salvador, que es el Cristo, el Señor. Como señal, encontraréis al niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre.”

Y de repente aparecieron muchos otros ángeles del cielo que alababan a Dios y diciendo:

«¡Gloria a Dios en el cielo! ¡y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor!».

 Cuando los ángeles se volvieron al cielo, los pastores comenzaron a decirse unos a otros:

—Vamos, pues, a Belén, a ver lo que ha sucedido y que el Señor nos ha anunciado.

Fueron corriendo y encontraron a María, a José y al niño acostado en el pesebre. Al verlo se pusieron a contar lo que el ángel les había dicho acerca del niño, y todos los que escuchaban a los pastores se admiraban de lo que decían.

María guardaba todo esto en su corazón, y lo tenía muy presente.

 Los pastores, por su parte, regresaron dando gloria y alabanza a Dios por todo lo que habían visto y oído, pues todo sucedió como se les había dicho.

Palabra de Dios

Todos: Te Alabamos Señor


Brindis

Luego se servirán las copas de vino y el que preside dirá:

V: Brindemos, ya que estamos felices puesto que en esta noche santa nos nace el redentor del mundo. ¡Feliz Navidad!

Y todos brindarán juntando las copas, mientras expresan:

¡Feliz Navidad!

Oración para la cena de Navidad

Luego se encenderá un cirio blanco, el cual será colocado en lo posible dentro de la corona de adviento, la cual será ubicada en el centro de la mesa.

V: En esta Nochebuena, constituimos centro de nuestra familia a Jesucristo, nuestro Señor, encendemos este cirio como signo suyo, para que nos haga pensar en Ti, luz del mundo, a la vez que le damos gracias a Dios por habernos enviado a su Hijo amado:

Gracias, Padre, que nos amaste tanto que nos diste a tu único Hijo.
R: Señor, te damos gracias.

Gracias, Jesús, por haberte hecho niño para salvarnos.
R: Señor, te damos gracias.

Gracias, Jesús, por haber traído al mundo el amor de Dios.
R: Señor, te damos gracias.

Gracias, Jesús, por manifestarnos que Dios nos ama y que nosotros debemos amar a los demás.
R: Señor, te damos gracias.

Gracias, Jesús, por enseñarnos que da más alegría el dar que el recibir,
R: Señor, te damos gracias.

Gracias, Jesús, por ilustrarnos que lo que hacemos a los demás, te lo hacemos a Ti.
R: Señor, te damos gracias.

Gracias, María, por haber aceptado ser la Madre de Jesús.
R: María, te damos gracias.

Gracias, San José, por cuidar de Jesús y María.
R: San José, te damos gracias.

Gracias, Padre, por esta noche de paz, noche de amor, en que nos has regalado a tu Hijo predilecto, quien junto con María y José constituyen para nosotros el modelo de la sagrada Familia.
R: Amén

Bendición de los alimentos

V. Bendícenos, Señor, y bendice estos alimentos que por tu bondad vamos a tomar. Por Jesucristo Nuestro Señor.
R: Amén.

V: El Rey de la Gloria nos haga partícipes de la mesa celestial.
R: Amén
Al terminar la cena

V: Te damos gracias, Señor, por todos tus beneficios. Tú, que vives y reinas por los siglos de los siglos.
R: Amén.

V: El Señor nos dé su paz.
R: Y la vida eterna. Amén.

Ceremonia para acostar y arrullar al niño dios

Luego de la cena, se reúne la familia junto al pesebre y se hace la ceremonia de Arrullo al Niño Dios.

En lo posible la preside el papá o la mamá del hogar, mientras todos se hacen alrededor del nacimiento:

V: Para prepararnos a recibir a Dios, que en esta noche maravillosa se hizo hombre para salvarnos, reconozcamos que somos pecadores y que necesitamos su salvación.

R: Yo confieso ante Dios todopoderoso y ante ustedes hermanos, que he pecado mucho de pensamiento, palabra, obra y omisión. Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa. Por eso, ruego a Santa María, siempre Virgen, a los ángeles, a los santos y a ustedes, hermanos que intercedan por mí ante Dios, nuestro Señor.

Antes de colocar al Niño Jesús en el pesebre, el más pequeño de la familia va pasando la imagen del Niño a cada uno de los presentes, para que con un beso de rindan veneración. Cuando todos concluyan, se colocará al Niño Dios en el pesebre.

Durante este ósculo se canta el Villancico Noche de paz.



Noche de paz, noche de amor,
Todo duerme en derredor.
Entre sus astros que esparcen su luz
Bella anunciando al niñito Jesús
Brilla la estrella de paz
Brilla la estrella de paz

Noche de paz, noche de amor,
Todo duerme en derredor
Sólo velan en la oscuridad
Los pastores que en el campo están;
Y la estrella de Belén
Y la estrella de Belén

Noche de paz, noche de amor,
Todo duerme en derredor;
sobre el santo niño Jesús
Una estrella esparce su luz,
Brilla sobre el Rey
Brilla sobre el Rey.

Noche de paz, noche de amor,
Todo duerme en derredor
Fieles velando allí en Belén
Los pastores, la madre también.
Y la estrella de paz
Y la estrella de paz

Se pueden cantar otros villancicos, si lo estiman conveniente como: Campanas sobre Campanas, y A Belén Pastores...

Peticiones:

V: Pidámosle al Niño Dios, que así como es el centro de este nacimiento hoy, sea todos los días, el centro de nuestra vida.
R: Te lo pedimos, Señor.

V: Que Jesús, que pudiendo haber nacido rico quiso nacer pobre, nos enseñe a estar contentos con lo que tenemos.
R: Te lo pedimos, Señor.

V: Que Jesús, que vino a perdonarnos, nos enseñe a no ser rencorosos con los demás.
R: Te lo pedimos, Señor.

V: Que Él, que vino a fundar la mejor familia del mundo, haga que en la nuestra reine siempre el amor y la paz
R: Te lo pedimos, Señor.

Pensamientos

Si en tu corazón hay un poco más de amor, es Navidad.
Si has decidido perdonar a alguien, es Navidad.
Si buscas a Dios de verdad, es Navidad.
Su aumenta el gozo de tu fe cristiana, es Navidad.
Si en tu alma florece la esperanza, es Navidad.
Si trabajas por la justicia entre los hombres, es Navidad.
Si tienes deseos de vivir y los comunicas a los demás, es Navidad.
Si sabes sufrir con amor, es Navidad.
Si eres perseguido o se ríen de ti por causa del Evangelio, es Navidad.
Si te alegras de ser hijo de Dios en la Iglesia, es Navidad.


Oración Final

V: Dulce Madre, no te alejes, tu vista de mí no apartes. Ven conmigo a todas partes y nunca solo me dejes.Ya que me proteges tanto como verdadera Madre, Haz que me bendiga el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

R: Amén.


Enseguida se reparten los obsequios de navidad, en caso de que así lo tengan por costumbre.




martes, 22 de diciembre de 2015

Pesebres 2



Pesebres de la Basílica de Nuestra Señora de la Asunción, de la Estación de Policía y de la Casa de la Cultura
Darío Sevillano Álvarez

El pesebre del templo parroquial luce así:

Es un error muy grave no ponerle telón de fondo 
a un pesebre tan importante.

Las imágenes de este pesebre son muy bonitas 
y están bien conservadas.

El pesebre tiene un buen diseño, pero recordemos: si las imágenes están arrodilladas, es irrespetuoso ponerlas a caminar por todo el pesebre.

El diseño es excelente porque imita muy bien
las tierras de Israel.

El portal es muy parecido a las construcciones
de la época de Jesucristo.

Por fin luce nuestro cristo en el altar mayor, recordemos que el nacimiento y la crucifixión no deben ser exhibidos en un mismo cuadro bíblico.

Al salir del templo, nos encontramos
con este hermoso espectáculo.

Ahora veamos el pesebre de la estación de Policía:

Este es un buen pesebre, pero cuando hacemos pesebres, hay que tener el cuidado de hacerlos en varios planos, para que unos elementos no tapen los otros.

Los elementos que están utilizando, son muy apropiados, 
porque se parecen a la época del nacimiento.

Observen este precioso rebaño.

La katalimas o construcciones
están muy bien diseñadas.

Esta parte del pesebre, que es muy bonita, es la que el público, que está al frente no alcanza a ver, por falta de varios planos.

Este es el pesebre que hay en la casa de la cultura:

Es un pesebre muy visible, porque está al frente
de la puerta de entrada.





Sopetrán, 20 diciembre del 2015.

*