Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

miércoles, 20 de mayo de 2015

E aguilucho

El aguilucho, caracara o garrapatero
Darío Sevillano Álvarez

El aguilucho, caracara, garrapatero, carancho, caricari, caracara moñudo o traro es una de las aves más espectaculares de nuestros bosques tropicales y siempre se encuentra en los ordeñaderos y lugares en donde los ganados pasan el día, porque uno de sus alimentos favoritos, son las garrapatas que abundan en las reses.


Este animal no le teme a la presencia del hombre y pudiéramos decir, de cierta manara, que se complace en estar muy cerca del él.

Hay varias especies de ellos y sus colores varían según la especie y la zona de la tierra en que habitan.

El nombre científico de la especie de Sopetrán es carancho norteño o Caracara Cheriway y le fue asignado por el naturalista Jacquin en el año de 1784

El significado de uno de sus nombres científicos, Placus caracará, es el águila que produce un sonido, porque su canto siempre está diciendo «caracará» muy parecido al de las gallinas.


Observen la belleza con que este precioso animal posa, para las fotografías, como si se complaciera con la pose que está haciendo.

Las tres especies más conocidas son el carancho norteño o caracara cheriway, que es el nuestro; el Caracara placus, que habita en los países de las zonas templadas de América  y el Phalcobouenus australis, que habita en la zona fría de nuestro continente, Chile y sur de Argentina.


Los tres ejemplares son aves muy aristocráticas y debemos recordar que no son carroñeros, sino rapaces, es decir, que ellos capturan sus víctimas y las desgarran con sus uñas y con sus picos; pero la mayoría de las veces, se comen animales que acaban de morir o participan en la carroñas comiendo como cualquier otro de ese orden.

Estos animales, se parquean a vivir en los grandes basureros de las ciudades y pueblos y en ellos encuentran ratones, ratas y basuras podridas, que le sirven para alimentarse fácilmente, sin tener que acudir a las costumbres de los rapaces, que algunas veces deben hacer muchos esfuerzos, para capturar y matar a sus víctimas.


A continuación veamos la zona de América, en donde vive el Carancho cheriway


La región coloreada de morado es la parte del planeta que sirve de hábitat a nuestro personaje de hoy.

Hagamos su clasificación científica y luego mostremos un ejemplar de esta especie, que es una verdadera joya del reino animal.

Reino, Animal.
Filum, Cordados.
Clase, Aves.
Orden, Falconiformes.
Familia, Falcónidos.
Género, Carancho.
Especie, Cheriway.


Este es el personaje de nuestro informe científico.

En nuestro pueblo, Sopetrán, los encontramos muy a menudo en la carretera que del puente de la variante, conduce al corregimiento de San Nicolás.

No olvidemos que esta especie, se domestica fácilmente, pero debemos recordar que para manejarlos, es necesario tener unas gafas protectoras y unos guantes especiales de los que venden para cetrería (el arte de domesticar aves rapaces o halcones).

Me parece interesante decir que si se atreven a tener un animal de estos como mascota, deben contar con el presupuesto suficiente, para tener disponibles diariamente, uno o dos kilos de carne para alimentarlo.


El caracara de Texas, es un poco más oscuro que el colombiano.

La longitud de esta ave, de la cabeza a la punta de la cola, es entre 49 y 58 centímetros dependiendo si es macho o hembra; la envergadura, es decir el ancho entre las plumas de sus alas abiertas, es de: 120 centímetros y su peso normal, cuando está adulto, es: Entre 1050 y 1300 gramos; sus patas son largas y adaptadas para caminar y correr en tierra; el pico es grueso y de color gris y las patas son de color amarillo; la cera y la piel del pico va desde amarillo oscuro a rojo naranja, dependiendo de la edad y a veces del estado de ánimo del animal.

Recordemos muy bien que los sexos, no se diferencian por los colores como en la mayoría de las aves y la única posibilidad es compararlos, para ver cuál es más pequeño y cuál, el más grande.

El más grande casi siempre es el macho.


Observen la belleza de este rostro.

Esta es la especie que habita en el sur del continente americano, por razones del clima tan frio, pueden ver su plumaje un poco más especializado en esos tipos de climas.

Con mucha frecuencia lo vemos comiendo animales que han sido atropellados por los vehículos; también es un cazador oportunista que ataca a animales que han sido heridos por cazadores o por otros animales y la técnica que emplea para matarlos es atacar los ojos, la cara y las partes más vulnerables de sus cuerpos, para que el animal vaya perdiendo fuerzas progresivamente.


Su comportamiento es el de un ave caminadora y está más tiempo en el suelo que volando.

Esta especie, construye sus nidos en los árboles o en los matorrales y utiliza ramas, pasto seco, pelos y otros materiales que encuentra en sus correrías, pero sus nidos son desorganizados y muy mal construidos, por esta razón en Argentina hay un refrán que dice «Más desorganizado que nido de carancho».

También los aguiluchos se parquean en algunas ciudades y viven a expensas de las palomas urbanas.

Las hembras ponen dos o tres huevos y los incuban por 28 días.

Los caranchos son monógamos es decir solo se aparean con la misma hembra; siempre se parquean en el mismo árbol y en la misma rama.

En sus peleas por las hembras luchan sin consideración y los que resultan mal heridos, son devorados por los demás caranchos.


Recomendaciones importantes

Cuando cerca de su vivienda viven algunos Caranchos, es importante que sepa cuidar sus aves de corral, porque los pollos de esas aves, son una presa muy tentadora para los aguiluchos; pero de ninguna manera se le ocurra matarlos, porque ellos tienen un encargo muy importante en la pirámide ecológica: Controlar las especies menores de roedores, para que no acaben con los sembrados y con las comidas que guardamos en las despensas.

Como punto final les cuento que este animal goza de tener siete nombres científicos, asignados por distintos clasificadores, pero en el artículo, solo les dejé el de Carancho cheriway.


Observen el desorden que reina en los nidos de los aguiluchos.

Sopetrán, 17 de mayo del 2015.

*

lunes, 18 de mayo de 2015

El anamú

El anamú es una maleza con muchos
poderes medicinales
Darío Sevillano Álvarez

El anamú es una de las plantas más comunes en los suelos sopetraneros y según dicen los dueños de fincas ganaderas, es una de las malezas más difíciles de erradicar, porque sus raíces son muy profundas y para lograrlo hay que utilizar barras que sean capaces de removerlas, porque de lo contrario, siguen retoñando y crecen con más fortaleza.


La palabra «anamú» es originaria del idioma taíno, recuerden que esta era la lengua que utilizaban los grupos ancestrales de América, cuando Cristóbal Colón llego a introducir el desorden en nuestras tierras.

En ese idioma la palabra «anamú», significaba ‘planta medicinal’, porque era la medicina por excelencia de estos aborígenes, como lo vamos a ver a través de este informe científico.

Su nombre científico le fue asignado por Linneo y en el género lo llamó Petiveria, en honor del farmaceuta Inglés James Petiver, que vivió entre los años 1665-1718 y en la especie lo llamó alliacea, por su fuerte olor parecido al del ajo, cuyo nombre científico es Allium sativum.


Su clasificación científica sería


Reino, vegetal.
Philum, Magnoliofitos.
Clase, Dicotiledóneas.
Orden, Centrospermas.
Familia, Phytolacáceas.
Género, Petiveria.
Especie, Alliacea.

Esta planta, debido a sus grandes poderes medicinales, tiene unos treinta nombres vulgares, según los países, las regiones y los idiomas.

Pipí, calachín, mikura, sunikila, guiñé, sancha y ajo del Brasil y otros más

 

Esta planta es un subfrutice erecto, es decir, un tallo cilíndrico liso y desprovisto de hojas y ramas, parecido a las matas de junco, con una altura de cuarenta a sesenta centímetros, con raíces profundas y de consistencia leñosa, que miden hasta 2,5 centímetros de diámetro.

El aroma de la raíz, es parecido al olor del ajo, con un desagradable y fuerte olor y de sabor muy amargo; los tallos son ramificados en forma longitudinal y se parecen a ramas viejas; sus hojas son alternas y pecioladas, de formas elíptico-lanceoladas y subglabras, es decir, con pelos en las nerviaciones y en la base.

 

El anamú es originario de las Estados Unidos de América, pero se puede cultivar en toda la América Central y Sudamérica; sus preferencias de hábitat son las zonas húmedas con buen sombrío y que sean ribereñas de quebradas o de ríos.

Las partes que se utilizan en la medicina natural, son las raíces y las hojas frescas.

El anamú prefiere los suelos sueltos y ricos en materia orgánica; no sirven los suelos arcillosos, porque la raíz no se desarrolla bien.

Ahora veamos las propiedades medicinales de esta planta.

Las hojas cocidas sirven para el dolor de cabeza, el dolor de muelas, las caries dentales; mejora el reumatismo; y curan las diarreas, la disentería y la flatulencia; también curan la amigdalitis, el asma, la bronquitis, el catarro y la tos ferina.

Con las bebidas de las hojas, se pueden mejorar los calambres, la epilepsia, la histeria y la rabia.


Las cataplasmas de anamú se utilizan para curar úlceras, tumores e infecciones de la piel; los abscesos, los forúnculos y las tiñas (enfermedades producidas por hongos).

La inhalación de las hojas secas se utiliza, para tratar las sinusitis y las cefaleas.

Las enfermedades venéreas se pueden tratar con infusiones de la raíz, que se toman oralmente.

Estas infusiones también sirven para tratar la fiebre, el asma, las inflamaciones, las neumonías, los catarros, la cistitis y la dismenorrea.

El cáncer y la diabetes se pueden tratar en forma exitosa con bebidas o con cápsulas de anamú.

Como el anamú tiene un efecto hipoglucémico, sirve para las dietas en que queremos rebajar de peso.


También es importante hablar de las contraindicaciones del anamú.

Esta planta no se debe utilizar en mujeres embarazadas, porque provoca contracciones uterinas que pueden desencadenar un aborto.

Si usted es diabético y consume anamú, debe someterse periódicamente a control del médico, porque puede haber bajado mucho la glicemia en la sangre y esto es supremamente peligroso.

No se puede consumir anamú en exceso, porque puede originar muchos problemas de salud.


Hay un relato interesante respecto a los efectos de esta planta, sobre los tumores cancerosos; las células del cáncer mueren de hambre con el anamú, porque les cambia los procesos metabólicos.

Ahora que saben lo medicinal que es esta planta, aprendan a manejarla, para que les cure sus enfermedades.
  


Sopetrán, 24 de marzo del 2015.


*

sábado, 2 de mayo de 2015

La ardilla

Una belleza natural
de los bosques sopetraneros
Darío Sevillano Álvarez

La ardilla es uno de los animales más comunes en los bosques sopetraneros y se caracteriza por su agilidad para saltar de árbol en árbol.

Esta joya de nuestra fauna, se deja domesticar fácilmente y cuando está domesticada, duerme en los bolsillos de las camisas y pantalones de sus dueños y llega a tal estado de domesticación que parece un gato o un perro, buscando a las personas que la acarician.



Linneo, uno de los grandes clasificadores del reino animal, en el año de 1758 le puso el nombre científico de Sciurus vulgaris, que traduce ‘marmota común’.

Principales características de este hermoso ejemplar son

Tienen un cuerpo pequeño, entre 38 y 45 centímetros.

Sus patitas son cortas pero muy fortalecidas y equipadas de uñas encorvadas y muy afiladas.

Sus patas delanteras son más cortas y terminan en una mano que tiene cuatro dedos provistos de uñas muy finas y afiladas; las patas traseras, son más largas y terminan en un pie con cinco dedos, también equipados de uñas, estos en la parte inferior, tienen una pequeña callosidad.



Su cola tiene el pelo en forma de penacho de los que además de embellecerlas, les sirve de equilibrio, cuando salta entre los árboles, la longitud de ella es, hasta de 25 centímetros.

Sus sentidos el oído, el olfato y la vista, están muy bien desarrollados y se cree que en el de la vista, saben distinguir los colores.

El peso de una ardilla, en su edad adulta, es más o menos unos 350 gramos, pero cuando están en cautiverio, como su alimentación es más estable pueden llegar a los 400 gramos.

Su cuerpo es alargado y su cabeza es relativamente grande en comparación con el cuerpo.



Su dentadura, consta de 22 piezas dentales distribuidos en la mandíbula superior, dos incisivos de crecimiento continuo, como todos los roedores; cuatro premolares y seis muelas y en la mandíbula inferior dos incisivos, dos premolares y seis muelas; es bueno decir que estos animales carecen de colmillos o caninos.

Los incisivos de crecimiento constante, deben ser limados todos los días, rompiendo cuezcos de corozos y chascarazas, de lo contrario, crecerían tanto que el animal quedaría privado de poder cerrar la boca y no podría alimentarse.

Las hembras están dotadas de dos pares de glándulas mamarias, pero recordemos que sus camadas casi siempre son de tres o cuatro crías.

Las ardillas de los bosques, pueden llegar a vivir siete años, por todas las adversidades que deben pasar para defenderse de sus enemigos y buscar sus alimentos; pero en cautiverio, llegan perfectamente a los diez y doce años.



Sus nidos son de forma redondeada y siempre tienen dos entradas, para poder huir en caso de una emergencia, casi siempre uno más grande que el otro; el tamaño de los nidos es de unos veitidós centímetros y en la parte de adentro, están tapizados con musgo, hojas, líquenes y ramitas; trabajan muy bien las fibras de las palmas y las convierten en una especie de borla de hilos, que les sirven para protegerse del frio.
Las ardillas están presentes en los bosques de Europa, Asía y América tropical.

En Sopetrán, son una especie muy abundante, porque no tiene muchos controles biológicos que la persigan y se la coman; recordemos que en nuestro terruño, acabamos con los superpredadores y los predadores son muy escasos.

En nuestro medio las ardillas, han colonizado todos los espacios y las vemos con mucha frecuencia hasta en los terrenos cultivados por el hombre.


La alimentación de las ardillas es a base de frutas, frutos secos, semillas, aves, insectos, cortezas de árboles y huevos.

Dejo la constancia de que eso de alimentarse de aves, es una costumbre evolutiva de las ardillas, porque como el hombre le está destruyendo sus hábitats, (los bosques, las palmas de corozos, las palmas de chascarazas), ella se está especializando en comerse las aves, para poder limar sus incisivos, en los cráneos de sus víctimas.

La gestación de las ardillas, dura 38 días, los meses de apareamiento son ntre febrero y abril y entre junio y agosto, casi siempre las camadas son de tres o cuatro crías.



Las crías nacen indefensas, ciegas y desnudas de pelo, pero a los cuarenta días de nacidas abandonan los nidos y se valen por sí mismas.

Cuando era un adolescente, uno de mis hobbies favoritos era, buscar nidos de ardillas y me llevaba uno de los pequeños, para acabarlo de criar y domesticarlo; se volvían supermansos y los llevaba hasta el colegio, en los bolsillos de mis camisas.

Entre las curiosidades de este hermoso animal podríamos citar

Son animales solitarios y de hábitos diurnos; excelentes trepadores; pueden hacer saltos hasta de cinco y seis metros; para marcar sus territorios, utilizan como muchos animales, La orina.

Con mucha frecuencia, guardan los alimentos secos en huecos y los entierran, para venir en épocas de poca abundancia a buscarlos; pero hay veces que se olvidan de ellos y por esta razón, son buenas amigas de los bosques, porque esas semillas enterradas, generan nuevas plantas para que la comunidad vegetal salga adelante.

Con alguna frecuencia bajan a la tierra, para buscar semillas y para tomar agua.



Las ardillas son polígamas, es decir, que no tienen una pareja estable.

Estos animales sufren una mortandad colectiva en sus primeras semanas de vida y se podría decir que un 70 u 80 % de los nacimientos mueren en esa primera etapa de desarrollo.

La amenaza más potencial que tienen para ponerse en vía de extinción, son las quemas y talas de los bosques; pero hay que recordarles a los cazadores, que no se debe perseguir este animal, porque es un adorno especial de nuestra fauna.


Su clasificación científica podría ser,

Reino, animal.
Philum, cordata.
Subphilum, vertebrados.
Clase, mamíferos.
Orden, roedores.
Familia, esciúridos.
Género, Sciurus.
Especie, vulgaris.




Sopetrán, Marzo 18 del 2015.


*

sábado, 18 de abril de 2015

El alacrán

Leyendas y verdades acerca del alacrán
Darío Sevillano Álvarez

La palabra alacrán es de origen arameo al'agrab, 'el escorpión'.




Los alacranes han conquistado casi todos los espacios terrestres, con excepción de la Antártida.

Parece que les gusta la compañía del hombre, a pesar de ser su peor enemigo, porque se instalan como hospederos en todos los hogares y son capaces de vivir desapercibidos en los muebles, los armarios, los escaparates, los rincones del salón de San Alejo, los zapatos, etc. Pero como los alacranes, son animales que se adaptan muy bien a los climas cálidos y templados, la abundancia de ellos está en los climas tropicales y subtropicales.

Uno de los mejores hábitats de estos animales, son los desiertos y parecen muy bien adaptados a la locomoción sobre la arena.

En el año de 1968, el naturalista Mc Daniels, los clasificó en cuatro grandes grupos, según los lugares en donde habitan:

Los psammófilos viven en hábitats arenosos.
Los litófilos viven en lugares rocosos o rocadales.
Los cavadores viven en cuevas hechas por ellos mismos y solo las abandonan para cazar o para reproducirse.

Los erráticos viven de tumbo en tumbo y no se amañan en ningún lugar.




Los alacranes, se alimentan de insectos, arañas, caracoles, pequeños roedores, serpientes y lagartos; todos los tipos de alacranes, comen estos alimentos, pero hay una variedad, llamada Isometroide vescus, que solo come arañas excavadoras.

Todos los alacranes son noctámbulos, es decir, salen solo en las noches.

Casi todas las especies, cazan sus víctimas muy cerca del lugar en donde pasan el día o cerca a los lugares en donde se refugian.

Pero admírense todos de saber que hay alacranes tan expertos en sus cacerías que son capaces de cazar un insecto cuando está volando.

Hay unos alacranes, que tienen en sus glándulas venenosas un suero tan efectivo, que de inmediato inmovilizan sus víctimas y el suero que les inyectan las convierte en una sustancia hábil para poder digerirla fácilmente.




En sus cacerías los alacranes emplean las tenacitas que tienen en la parte delantera, a las que los científicos llaman pedipalpos, para inmovilizar a sus víctimas, pero si esto no es suficiente el aguijón de la cola llega con mucha facilidad para aplicar el veneno y poder someterla.

Entre el momento de la cacería y hacer la digestión completa, pueden pasar varias horas; a veces si el animal es muy grande y no alcanzan a consumirlo en una sola comida, el veneno que le han inoculado la preserva, para que no se descomponga.

Un alacrán se puede dar el lujo de no comer por mucho tiempo, porque cuando su metabolismo está en reposo, solo necesita pocas cantidades de energía.



Aunque no todos los alacranes son peligrosos por sus picaduras, con las pocas especies que son muy venenosas, mueren en un año, entre mil y cinco mil personas por causa de ellas.

Tenemos clasificadas unas mil cuatrocientas especies de alacranes y los tamaños de ellos van, desde nueve milímetros, como el Typhlochactas mitchelli, hasta los veintiún centímetros que mide el Pandinus imperator.

Pero en la naturaleza no hay gavilán que no tenga su sirirí, porque ella es el juego de la vida y de la muerte y por esta razón, también los alacranes tienen quien se los coma, sus principales enemigos son los búhos, los lagartos, las serpientes cazadoras, los grandes sapos y algunos mamíferos como las musarañas.

La naturaleza en sus diseños de biofísica, ha dotado a los alacranes de un veneno poderoso para librarse de sus enemigos, porque está compuestos de dos clases: el que sirve para matar a sus víctimas y el que sirve para ahuyentar a los mamíferos que se los comen.



Este alacrán, es oriundo de la Argentina y su nombre es Tityus trivitatus, es el único de las especies clasificadas que pone en jaque mate a los humanos, porque su picadura produce náuseas, vómitos, ansiedad, salivación excesiva, sudoración profunda, adormecimiento de la lengua y dificultad para hablar o deglutir, visión doble y visión borrosa, taquicardia, hipotensión o hipertensión, cambios de la temperatura corporal, dificultad para respirar, defecación y micción involuntarias, espasmos musculares y convulsiones, efectos cardiotóxicos y arritmias y a veces produce reacciones alérgicas y shock anafiláctico y al final puede producir la muerte.

Para conocer a simple vista los alacranes peligrosos y los poco venenosos, hay un buen método:

Los que no tienen veneno fuerte, tiene los pedipalpos gruesos y los muy venenosos, los tienen delgados.

       
    
También es importante decir que en el aguijón hay diferencias entre los muy venenosos y los que no lo son:



El aguijón de los muy venenosos, tienen una uña especial.

Casi todas las especies de alacranes son solitarios y solo establecen relaciones con sus presas; pero algunas especies tienen unos nexos familiares con sus crías.

Los machos mantienen sus espermas en un lugar especial llamado espermatóforo y cuando las hembras lo estimulan con una feromonas especiales, los dos animales se enlazan con sus tijeras y sus cuerpos y después de una danza más bien larga, termina la inseminación, que en algunos casos se vuelve canibalismo, porque la hembra mata al macho y se lo come.



Cuando la hembra cría, pueden ser entre dos y cien animalitos, sus pequeños se suben al cuerpo de la madre la cual los protege, hasta el momento en que se pueden defender por sí mismos.

Los pequeños alacranes, se bajan del cuerpo de la madre, después de la primera muda de piel, estos tienen otras cuatro mudas, para llegar a la vida adulta, después de la quinta muda, no vuelven a cambiar su piel.

Los alacranes, no están en la lista de animales en vía de extinción, pero hay tres especies muy vulnerables: Pandinus dictator, Pandinus  imperator y Pandinus gambiensis.

Su clasificación podría ser

Reino, animal.
Philum, artrópodos.
Clase, arácnidos.
Orden, escorpiones.
Familia, la más común es. Buthidae.

Hay unos 87 géneros y unas 1.500 especies.



Ahora veamos las leyendas acerca de los alacranes:

Muchos milenios atrás se habla de los escorpiones o alacranes, que son seres mitológicos, muy peligrosos para la humanidad.

Uno de los reyes del alto Egipto, llevaba el nombre de Horus Escorpión I.

En una de las epopeyas sumerias, la de Gilgamesh, se habla de humanos con cuerpos de escorpiones.

En las montañas del Mashau, cuando llega Gilgamesh, se encuentra con un hombre y una mujer escorpiones.



La Diosa Sarket de los Egipcios, era representada con un escorpión en la cabeza.

Un egipcio llamado Seth amenaza a la diosa Isis con mandarle siete escorpiones.


En una escultura romana del dios Mitra matando un toro, aparece un escorpión pellizcándole los testículos al animal.




También en el Apocalipsis, uno de los trombones hace que las langostas consigan la fuerza de los escorpiones, para exterminar la tierra.

Hace treinta años se decía que las picaduras de los alacranes no muy venenosos, eran la mejor vacuna contra algunos tipos de cáncer y en la actualidad en la isla de Cuba, los médicos preparan un suero especial con el veneno de los alacranes azules, para curarlo.



Sopetrán, Marzo 13 del 2015.

*