Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 20 de mayo de 2016

La calabaza

El rincón de las frutas
Darío Sevillano Álvarez

La auyama, ahuyama o calabaza

Aunque fue Linneo el primer clasificador que intentó darle un nombre científico a la auyama, y alcanzó a ponerle el de Cucurbita, fue Antoine Nicolas Duchesne, un botánico Francés, el que más trabajó en la clasificación de esta especie y, gracias a sus estudios, la conocemos con el nombre de Cucúrbita máxima, que traduce ‘la calabaza más grande’.

Por esa razón, Linneo y Duchesne aparecen en su clasificación.


Pero los estudios de Duchesne fueron muy importantes porque él habló de las distintas especies y de las hibridaciones que se hicieron para llegar a la calabaza que hoy conocemos.

La auyama es parienta muy cercana del melón, de la sandía y del pepino y para hacer un símil, que explique la familiaridad de estas plantas en los cultivos, es hermana del calabacín.

La calabaza es un cultivo de altos rendimientos, pues produce doce toneladas de frutos por cada hectárea que se cultiva; su ciclo vegetativo es muy corto, pues los frutos están listos en 150 o 160 días y se puede cultivar todo el año; es bueno decir que las mejores épocas para cosecharla son la primavera y el verano.

Distintas especies de calabaza. 

Como la calabaza es un cultivo que casi todos los agricultores manejan por ser una fuente de alimentación muy importante en la dieta del campesinado sopetranero, voy a dar unas instrucciones sencillas, para el manejo de los cultivos.

Preparación del terreno. La calabaza tiene un sistema radical muy amplio, es decir, sus raíces, se extienden por todo el terreno en donde esta los bejucos de las matas, el terreno debe ser bien picado y se deben eliminar las plantas no deseables que pueden competir con la auyama para la absorción de nutrientes.

Es bueno aclarar que cuando las plantas de auyama, están bien esparcidas por el terreno, su sombra impide que otras plantas nazcan en su territorio.

Si amplían este gráfico, encontrarán
los beneficios que la calabaza,
les regala a los humanos

Siembra. En los países en donde hay estaciones, se puede sembrar para que se desarrolle y produzca sus frutos, entre la primavera y el verano.

Recuerden que la primavera es en forma contraria, entre el hemisferio norte y el hemisferio sur, es decir, Cuando en el hemisferio norte están en primavera, en el hemisferio sur están en otoño, y así sucesivamente, con las demás estaciones.


Pero para los sopetraneros, enseñados a los calores del trópico, podemos hacer dos cosechas anuales y las debemos montar, de acuerdo con nuestro clima, para que las plantas no sufran mucho verano y tampoco les toque gran parte del invierno.

Aunque puede sembrarse todo el año , debemos tener en cuenta que en los meses de julio y agosto se presentan las mayores incidencias de la principal plaga del cultivo, margaronia. Además, resulta muy desfavorable para la floración y fructificación por ser este el periodo del año más caluroso, lo cual estimula la emisión de flores masculinas en detrimento de la emisión de flores femeninas y a su vez hay una menor fecundación o fructificación

La margaronia es una plaga que afecta el follaje y en ocasiones puede afectar el tallo y frutas.


Calidad de la semilla. Elegir una buena semilla, es un paso muy importante, porque se ha notado que las especies de hibridaciones que se han producido, se degeneran rápidamente y por esas razones los técnicos en esta materia, recomiendan las siguientes alternativas:

Sembrar en los meses donde las temperaturas son más frescas.

Eliminar plantas que no pertenezcan a la especie que sembramos y las plantas enfermas.

Distintas especies de hibridaciones.

Manejo de las semillas. Las semillas que se van a sembrar, deben ser remojadas por espacio de veinticuatro horas, antes de la siembra; esta operación se hace en una vasija, que contenga las semillas y una cantidad de agua, que sea dos veces la cantidad de semillas.

Las auyamas de donde se van a extraer las semillas, deben haber sido cortadas de la mata, diez días antes de extraerlas, para conseguir una madurez técnica.

En el momento de extraerlas, deben ser lavadas cuidadosamente, sin dañarlas.

Después de lavadas, se deben poner al sol, durante tres días, procurando entrarlas en las horas de la noche, para que el frío no las moleste.

Mata de auyama.

Terminado este proceso, se deben tener a la sombra con buena ventilación y protegidas de la lluvia, por espacio de siete días, para que las semillas sequen bien.

Si se van a conservar algunas semillas, deben ser envueltas en sacos de yute o de papel y nunca en sacos de nailon ni de plástico.

 Semillas de calabaza o auyama.

Método de siembra. Los nidos o huecos en donde se van a sembrar las semillas deben ser rellenados con materia orgánica que esté lista para recibir las semillas; recuerden que la materia orgánica debe estar totalmente seca, porque si está fresca, mata las semillas.

A la hora de sembrar se depositan dos semillas en cada nido, tratando de dejarlas a dos o tres centímetros de profundidad y separadas la una de la otra.

Raleo. Cuando las plantitas hayan nacido y tengan tres hojas, se practicará el raleo, que consiste en eliminar en cada nido, la planta más débil; pero para no causar daños a la planta que se va a quedar, el bejuco de la que vamos a ralear se corta cuidadosamente.

Cultivo de auyamas

Polinización. Es importante instalar una o varias colmenas de abejas, cerca del cultivo, porque la polinización más importante de esta planta la hacer estos animales.

Cuando se tienen las abejas disponibles, sean de nuestros enjambres o de enjambres vecinos, no se deben aplicar pesticidas en las horas de la mañana porque ésas son el horario preferido de las abejas, para hacer la polinización.

La cantidad de enjambres debe tener la proporción de dos por cada hectárea y se deben colocar muy cerca a la plantación.

Los enjambres se deben instalar unos treinta días después de plantado el cultivo.

Crema de auyamas.

Cultivos intercalados. A los cultivos de auyama, se les pueden agregar otros cultivos, como el maíz y el sorgo.

Para el caso de Sopetrán, el cultivo intercalado puede ser el maíz y en ese caso, se deben sembrar dos o tres hileras de maíz y una de auyama, dejando la distancia prudente para poder administrar los cultivos.

Labores del cultivo. El cultivo se debe mantener libre de plantas indeseables y del follaje, propio de nuestras tierras.

No se deben realizar limpiezas mecánicas, es decir, con máquinas, para no correr el riesgo de dañar las raíces y las guías que vayan apareciendo.

Es muy recomendable, no realizar aporques después del raleo para no correr el riesgo de dañar las plantas.

Así se reconocen las flores hembras y las flores machos. Ampliar el gráfico.

Es de suma importancia, mantener bien limpias las hileras de siembra y las hileras entre las plantas.


Las guías no se deben ser molestadas, pues recordemos que en ellas van a estar las flores, que luego se convertirán en frutos.

Riego. Hay dos momentos del cultivo, que necesitan buena cantidad de agua: a la hora de la siembra y en la etapa de floración-fructificación, es decir, cuando las matas están floreciendo y los frutos están cuajando en las flores hembras.

Propiedades de la auyama o calabaza.

Enfermedades. Cuando las plantaciones enferman, es mejor llamar a un experto en estos temas, porque son muchos los problemas de salud de estas plantas y es mejor que sea el experto el que vea en vea y mande los productos con que se curan.

Tiempo de cosecha. Cuando una auyama está madura, la parte que está en contacto con el terreno se pone amarillenta; cuando un 20 % de los frutos estén así, se proceda a empezar a recoger la cosecha.

Para una buena conservación de los frutos, es indispensable proteger al máximo, los pedúnculos, es decir la parte en donde el fruto se adhiere a la planta.

Condimentos para cocinar la auyama.

La clasificación de esta planta podría ser:

Reino: vegetal.
División: Magnoliofitos.
Clase: Dicotiledóneas.
Orden: Cucurbitales.
Familia: Cucurbitáceas.
Género: Cucúrbita.
Especie: máxima.

Los cultivos de auyama 
integrados en la granja campesina.

Seguidamente, les vamos a regalar un artículo que encontramos en una página de internet, sobre los beneficios medicinales de la auyama.

Beneficios de la auyama

«Esta hortaliza contiene muy pocas grasas e hidratos de carbono y colabora en las funciones de desintoxicación del organismo. Hipocalórica o ligera (aporta entre 13 a 30 calorías cada 100 gramos), diurética, desintoxicante, reguladora de los niveles de azúcar en sangre y además, muy económica, la auyama o calabaza es un aliado al momento de disminuir peso o mantener la figura. Y además, saludablemente, pues este fruto de la familia de las cucurbitáceas como el pepino, el cabello de ángel y el calabacín es rico en fibras que ayudan a combatir el estreñimiento y en alfa y beta betacaroteno, esenciales para la belleza de la piel, las mucosas, la salud de la visión, además de prevenir el cáncer por sus propiedades antioxidantes, diurética y laxante.

»Las personas hipertensas también se beneficiarán de ella al incluirla en su dieta. Es ligeramente laxante gracias a la fibra dietética que contiene, lo que también colabora en la restitución del peso ideal, pues al normalizarse las funciones de eliminación también se incrementa la velocidad de metabolización de grasas y otros productos de desecho. Su pulpa, rica en mucílagos, ejerce una acción emoliente (suavizante) y protectora de la mucosa del estómago, lo que la hace apropiada en quienes sufran de acidez estomacal, mala digestión, gastritis o úlcera.

»A las semillas se les conoce como pepitas en México, "pipas" en España; en Venezuela se le llama auyama a la pulpa y pepas a las semilla. A estas semillas o pipas generalmente se las conoce como pipas de calabaza, las semillas de auyama, al igual que todas las semillas comestibles, brindan un inmenso aporte nutricional y medicinal. La pulpa de la calabaza es de fácil digestión, por eso se recomienda entre los primeros alimentos sólidos para los bebes.

»Propiedades e indicaciones: las semillas de calabaza, también llamadas pipas, y especialmente su germen, contienen hasta un 35 % de aceite; prótidos ricos en aminoácidos esenciales, cucurbitacina, principio activo que presenta las siguientes propiedades:

»Las pipas o semillas constituyen el mejor vermífugo natural y se aplican en el tratamiento de prostatitis, cáncer, y problemas de riñones y vejiga entre otras muchas enfermedades las cuales detallaremos a continuación:

»Anemia: comer su pulpa es un excelente tónico para combatir la anemia de los niños y ancianos, la pulpa cruda rayada y aderezar con aceite de olivas y sal a gusto. La flor y el fruto de la auyama también pueden ser comidas como verdura para fortalecer el organismo. Son excelentes para combatir la desnutrición.

»Antihelmíntico:30 a 40 g de semillas, descascarilladas trituradas y mezcladas con miel cada hora, durante un día. A continuación tomar un purgante salino. En niños reducir la dosis y administrar varios días consecutivos, antes de tomar el purgante.
»Artritis: Un gran alcalinizante de la sangre, contribuye a liberar el ácido úrico, y a mejorar la circulación.

»Arrugas: El zumo de auyama aplicado al rostro refresca y desvanece las arrugas.

»Apoplejía: ayuda a reponer rápidamente el sistema después de un infarto.

»Arterias tapadas: comer las semillas machadas combinadas con azúcar moreno.

»Angina de pecho: las personas que sufren de angina de pecho o que hayan sufrido de un infarto, deberían comer auyama 3 o 4 veces por semana.

»Abscesos del hígado: las hojas cocidas de la auyama alivian el hígado rápidamente. De igual manera la pulpa machacada.

»Antiflatulento: combate significativamente la flatulencia.

»Cáncer: La auyama se recomienda para la prevención del cáncer, lo que demuestra sus grandes cualidades medicinales. Tomar ½ vaso de Jugo de auyama, ½ vaso de Jugo de alcachofa, un vaso de agua de caléndula, y un vaso de leche de soya, mezcle todo en una licuadora, agregue miel de abejas, luego cuele y tome el contenido. Dosis: 3 tacitas de las de servir café diariamente.

»Cicatrizante: La baba que contiene la cáscara es un excelente remedio para cerrar las grietas de los pezones de las madres lactantes.

»Circulatorias: comer auyama todos los días ayuda grandemente al aparato circulatorio.

»Cálculos renales: para desbaratar los cálculos renales es preciso dejar al sereno un trozo de auyama y al día siguiente comerlo. También las tisanas de semillas de auyama, vuelven polvo, las piedras o cálculos renales.

»Cerebro: la auyama es buen alimento para el cerebro por su alto contenido en fósforo.

»Cistitis: las semillas de la auyama, al ser antiflamatoria urinaria, actúa sobre la vejiga de la orina, desinflamándola y relajándola. Las semillas o pipas de calabaza o auyama se indican en caso de cistitis, infecciones urinarias, incontinencia urinaria, cistocele (desprendimiento de la vejiga urinaria), vejiga neurógena (irritación que se manifiesta por un deseo constante de orinar).

»Depilatorio: aplicar sobre la piel el jugo que se extrae al cortar o raspar la concha.

»Desintoxicante: para desintoxicar el organismo de residuos morbosos, ingerir auyama solamente en sopa o hervida durante un par de días.

»Diarrea: hervir dos hojas en seis tazas de agua. Colar y endulzar con miel.

»Diurético: el comer auyama frecuentemente sirve como diurético ya que aumenta la producción de orina especial para aquéllos que sufren de retención de líquidos.

»Enuresis infantil: machacar las semillas y hacer una tisana y luego mezclar con jugo de pepinos y darle a beber a su niño. Esto ayuda a aumentar la cantidad de orina.

»Estreñimiento: La fibra de la auyama que posee es de tipo soluble y actúa como laxante suave, evitando irritaciones en los intestinos. Es muy buena para enfrentar el estreñimiento.

»Escaldadura: cataplasma de hojas o pulpa.

»Erupciones: use el aceite de las semillas.

»Hemorroides: La pulpa mezclada con remolacha y aplicada a la zona alterada.

»Inflamaciones del hígado: preparar un ungüento con la pulpa de la auyama, lechuga y verdolaga, y aplicar sobre la zona inflamada.

»Heridas: aplicar en la zona aceite de semillas de auyama.
Inflamaciones: cataplasma de hojas o pulpa en el área afectada baja las inflamaciones.

»Inflamaciones de las vías urinarias. El mismo procedimiento acotado arriba. Tomar tres tazas diarias.

»Inflamaciones de tumores, abscesos: aplicar la pulpa sobre las zonas.

»Insomnio: emulsión de semillas (descascarilladas, trituradas): cocer 100 g de semillas en 500 cc de agua. Tomar durante las primeras horas de la tarde y una taza antes de ir a dormir.

»Hidropesía: Comer una porción diariamente de auyama cruda.
»Hipertensión: comer auyama hervida pero sin sal todos los días normaliza la presión arterial. La Auyama está indicada en los casos de Hipertensión arterial por contener muy poco sodio y bastante potasio.

»Laxante: La auyama frita o azada, rellena con jugo de limón o sin él, limpia los intestinos.

»Mareos: comer la pulpa y masticar las semillas le libran de los mareos. Bueno es ir al médico para cerciorarse de cuál es la causa porque podría solucionarse de otro modo en caso que sea debido al oído entaponado de cerilla.

»Manchas y pecas faciales: el zumo aplicado directamente elimina las arrugas y desvanece las pecas.

»Niños: para un sano fortalecimiento y desarrollo de sus hijos, prepare crema de auyama todos los días y dele a comer en el desayuno. Esto también fortalece los huesos, nervios e intestinos.

»Parásitos: la cucurbitacina actúa soltando la cabeza de la tenia (solitaria) de la pared del intestino. Resulta así mismo efectiva contra otros parásitos intestinales, como los áscaris. Una vez sueltos los gusanos, se debe administrar un purgante para favorecer su expulsión.

»La eficaz acción vermífuga de las semillas de calabaza se halla exenta de riesgos. Por eso las pipas de calabaza resultan ideales para los niños que sufren de parásitos intestinales, en especial tenias o áscaris (lombrices). Comer una taza diaria de semillas tostadas, durante cinco días. También se pueden hervir dos cucharadas de semillas en dos tazas de agua y reducir a la mitad. Los niños deben tomar ½ dosis.

»La pulpa de la calabaza, asada o hervida, es muy rica en glúcidos (hidratos de carbono). Es un emoliente (suavizante) de todo el conducto digestivo, y posee un ligero efecto diurético y antinflamatorio. Conviene pues, a quienes padecen: problemas digestivos, como dispepsia (digestión difícil), acidez de estómago, estreñimiento, fermentaciones o putrefacciones intestinales.

»Hemorroides: por su acción suavizante y ligeramente laxante. Afecciones renales: (como tratamiento complementario): insuficiencia renal, nefritis y glomerulonefritis, edemas (retención de líquidos), cálculos renales

»Próstata: la afección más frecuente de la próstata el adenoma (tumoración benigna). Se presenta en los hombres de edad madura por: pérdida de fuerza del chorro de la orina; polaquiuria, (necesidad de orinar a menudo y solo una escasa cantidad), especialmente por la noche y después de viajes sentado; y en casos avanzados, imposibilidad completa de orinar. La cucurbitacina contenida en las semillas de calabaza actúa en particular sobre la próstata desinflamándola y frenando su hipertrofia (crecimiento excesivo). Esto se debe a que la cucurbitacina bloquea la división de las células glandulares de la próstata (acción antimiotica), con lo que frena el crecimiento de esta importante glándula. Sin embargo, si bien hay que tener presente que las semillas de calabaza pueden frenar el crecimiento de la próstata, y con ello, aliviar las molestias citadas, en ningún caso pueden hacer desaparecer el crecimiento excesivo ya formado.

»Las semillas se pueden tomar frescas, secas o cocidas, en cantidad de 50 a 100 gramos, dos o tres  veces diarias. Cuando se usan contra los parásitos intestinales, se recomienda seguir el siguiente plan: guardar doce horas de ayuno (tomando únicamente agua), que se inicia la tarde anterior al tratamiento, pesar 200-400 gramos de semillas o pipas con cáscara (los adultos hasta 800 gramos) que una vez peladas, se machacan en un mortero, pudiendo añadir azúcar moreno a la pasta que se forma; repartir esta pasta en tres porciones iguales, para desayuno, comida y cena. No comer otra cosa en todo el día, excepto zanahoria que es antihelmíntica; una hora después de la primera toma se administra un purgante (por ejemplo, una toma de sen, o cáscara sagrada o sal de frutas, o un par de cucharadas de aceite de ricino, observar las heces ya que si no se ha conseguido la expulsión de los parásitos, se repite todo el proceso al cabo de dos o tres días.

»Picaduras de insectos: aplicar cataplasmas de la tripa cruda machacada.

»Piel seca: Monde las semillas y haga una pasta y aplique sobre el rostro. Gracias a los nutrientes la piel se torna suave y elástica.

»Irritaciones cutáneas: la pulpa mezclada con aceite de coco o de almendras libera las irritaciones de la piel.

»Pirosis o úlcera gastroduodenal: use auyama y verá que la salud gastrointestinal mejora notablemente.

»Quemaduras: La pulpa machacada y aplicada como cataplasma, alivia el dolor de las quemaduras.

»Raquitismo: La pulpa es muy buena para combatir el raquitismo.

»Sarna: cataplasmas de hojas.

»Tenia o solitaria: emplear las semillas peladas y machacadas; haga una pasta y luego combine con agua de coco.

»Dosis: Tomar en ayunas una taza y luego de tres horas tomar una cucharadita de aceite de castor.

»Otro remedio: mezcle seis cucharadas de semillas frescas y peladas con una cucharada de en polvo de azúcar moreno.

»Dosis: antes de ir a la cama tomarse el preparado y al día siguiente y en ayunas tomar solo agua; al medio día tomarse un purgante de aceite de castor.

»Visión: el comer las semillas y la auyama mejora considerablemente la visión gracias a las propiedades de la vitamina A.

»Las mujeres suplementadas con 2.000 mg de aceite de semilla de auyama en el transcurso de 12 semanas se encontró que tenían la presión arterial controlada, aumento del colesterol HDL (bueno), así como la reducción en la severidad de los síntomas de la insuficiencia de hormonas asociadas, por ejemplo, los sofocos, dolores de cabeza y el dolor. La investigación experimental adicional indica que los cambios adversos cardiovasculares asociados con la deficiencia de estrógenos, tales como la presión arterial y alteraciones lipídicas, puede ser mitigado con aceite de semilla de auyama».

Tomado de Dilo con Imágenes

Sopetrán, Abril 30 del 2016.



sábado, 14 de mayo de 2016

El cerdo

El rincón de los animales
Darío Sevillano Álvarez

El cerdo doméstico

El cerdo es un animal de la familia de los artiodáctilos, es decir, con dos pezuñas y cuatro dedos en cada pata, de la subespecie cerdos, o animales con cerda (pelo de algunos animales como el jabalí, cerdo, etc., que es corto y recio. Diccionario de la lengua española de la Real Academia Española), que se utiliza en la alimentación humana.

Esta subespecie fue clasificada por Lineo, en el año de 1758 y su nombre científico fue Sus domésticus o Sus doméstica, que traduce: ‘cerdo doméstico’, para diferenciarlo del Sus scrofa, que es el jabalí, que tiene unos tumores en el cuello, que se pudieran comparar con las famosas escrófulas que producen ciertas enfermedades de los humanos.

Escrófula es un tumor de un ganglio cervical, por efecto de una infección respiratoria grave, como la tuberculosis pulmonar.


Los cerdos tienen nombres coloquiales distintos, según su edad u otra característica:

Gorrino, cuando son menores de cuatro meses de edad.

Cochinillo, cuando todavía maman.

Verraco, el cerdo macho que se destina a la reproducción.

Cochino, los cerdos cebados para la matanza.

Lechón, al cerdo macho de cualquier edad, y los que maman.

Cocha o gocha; otro nombre para la hembra del cerdo.

Puerco, cochino cebado.

Chancho, chancha, cerdo macho o hembra de cualquier edad.

Marrano, el Diccionario de la lengua española de la Real Academia española le da a esta palabra el mismo valor de la palabra «cerdo».

Piara; se llama así a un grupo de cerdos.


Desde tiempos muy remotos, algunos libros sagrados prohibían el consumo de la carne de cerdo, porque lo consideraban un animal impuro; pero eso es una fantasía caraja, porque los cerdos se bañan con pantano o con los tragadales que encuentra en su camino, dada la razón de que como sus cuerpos no sudan, ellos tienen que termorregularlo de esa manera.

Para el hombre alcanzar a domesticar el cerdo, que era un animal salvaje, tuvieron que pasar 13.000 años y esa domesticación fue lograda en las repúblicas del hemisferio oriental de la Tierra.


Su clasificación científica podría ser:

Reino: Animal.
Grupo: Cordados.
Clase: Mamíferos.
Orden: Artiodáctilos.
Familia: Cerdos.
Género: Sus.
Especie: Domésticus.

Algunos clasificadores los llaman Sus scrofa domésticus, pero la palabra «scrofa» sobra, cuando de cerdos comunes se trata, porque no tienen prominencias cervicales, como los jabalíes.


Así se crían técnicamente los cerdos.

Antiguamente era muy peligrosa su carne para el consumo humano, porque los alimentaban de una manera muy rústica, con aguamasas, bellotas de árbol del pan, triturado de corozos y otras cosas, que hacían de su carne un verdadero problema, para la salud humana; pero en la actualidad que solo los alimentan de cuidos concentrados, producidos con toda la tecnología moderna, su carne dejó de ser dañina.

Es bueno contarles que en algunas partes de la Tierra, como en Nueva Zelanda, los cerdos domésticos  son criados a su libre albedrío, en el campo y a estos animales les decimos «cerdos cimarrones» por su característica de montaraz.

El cerdo doméstico adulto tiene un cuerpo pesado y redondeado, hocico comparativamente largo y flexible, patas cortas con pezuñas (cuatro dedos) y una cola corta. La piel, gruesa pero sensible, está cubierta en parte de ásperas cerdas y exhibe una amplia variedad de colores y dibujos. A pesar de su apariencia son animales ágiles, rápidos e inteligentes.


Las principales razas que sirven para la producción de cerdos son duroc, landrace, hampshire, chester white, yorkshire, y pietrain.
Revisar mayíscula de razas

Pero es bueno contarles que con estas razas, el hombre, ha realizado unas hibridaciones que son de muy buena calidad.

El consumo de carne de cerdo se encuentra estrictamente prohibido en el cashrut judío y el halal musulmán, por considerarlo un animal impuro.

El cerdo es uno de los doce animales que aparecen en el zodíaco chino.

El cerdo no puede doblar su cuello hacia arriba.

En el idioma español al cerdo se le llama de muchas maneras dependiendo de la región, país, etc. Así, se refiere a él como puerco, cochino, cochi, cuche, chancho (en Iberoamérica), marrano, chon (en Cantabria y Palencia), chiro (en Almería), guarrapo (en Extremadura), cuto (en Navarra), tocino (en Aragón), rancho (en León), etc.


Del cerdo se dice que es el único animal que nunca muere de viejo, debido a que su destino es en muchos casos la matanza, y que del cadáver del cerdo se aprovecha todo, ya que se usan en la cocina incluso las partes que en otros animales siempre se han desechado: patas, morro, orejas, intestinos, testículos, órganos internos (riñones, hígado, pulmones, corazón...), etc.

Los cerdos son a menudo asociados con la glotonería y la suciedad; esto último proviene probablemente de su hábito de revolcarse en el lodo o barro, que, en realidad, es una actividad de su higiene que contribuye a eliminar parásitos y demás agentes infecciosos alojados sobre la piel. De hecho, el cerdo es, en realidad, uno de los animales más limpios de la granja.


Se suele dar el término peyorativo de cerdo, marrano, guarro, puerco o cochino a una persona carente de hábitos higiénicos, debido a lo anteriormente expuesto.

Cada vez es más común tener un cerdo como animal de compañía, tanto en sus variedades enanas, como domésticas. Hasta el famoso actor estadounidense, George Clooney, tuvo un ejemplar vietnamita, que falleció tras 18 años de vida.


Las principales comidas que se hacen con la carne del cerdo son: asadura, butifarra, camaiot, chopped, chorizo, jamón, paleta, lomo, morcilla, morcón, mortadela, panceta, paté, salchichas, salchichón y sobrasada.


Esta es una lechona al horno.

En cuanto a la reproducción de los cerdos podemos decir que la gestación puede durar tres meses tres semanas y tres días.

Las camadas pueden ser hasta de diez y doce animales. Pero se recomienda dejar con la hembra solo los animales que corresponde a cada teta, los demás se deben alimentar artificialmente.

Las crías se destetan a los sesenta días y por esta razón una hembra puede producir casi dos partos por año.

Recuerden que es muy recomendable, no someter la hembra a un salto con el macho, si no está bien fortalecida.

Los cerdos desarrollan complejas estructuras sociales, y a las tres semanas de nacidos comienzan a interactuar, jugando, con otros miembros de su comunidad. Es durante esta época cuando los cerdos desarrollan lazos sociales más fuertes con ciertos miembros de su comunidad, lazos que prevalecerán lo que dure su existencia.



Con la forma y el tamaño de esta fotografía, la trompa recogida y las pezuñas pintadas de color blanco, eran los cerdos que compraban mis familiares para engordarlos en sus corrales.



Sopetrán, 19 de abril del 2016.

*