Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

sábado, 23 de julio de 2016

Cardenal Darío Castrillón Hoyos.

Quién es el Cardenal Darío Castrillón
Darío Sevillano Álvarez


El cardenal Darío Castrillón Hoyos, es un antioqueño de pura cepa, que ha logrado remontar las alturas de la Iglesia Católica y ha sabido manejar, con lujo de competencia, el poder de su apostolado a los largo del tiempo.

Nació el 4 de julio de 1929, en el seno de una familia muy religiosa, cercana a nosotros, los sopetraneros.

Los nombres de sus padres, son Manuel Castrillón y María Hoyos Salas.

El cardenal, es un políglota a toda máquina, pues habla español, italiano, portugués, inglés, alemán, francés, ruso y está cursando estudios del idioma árabe.


Christus: In vobis, spes gloriae.

Cristo: eres la esperanza de la gloria eterna.

Todos los obispos de la tierra, a la hora de ser ordenados, deben tener un escudo de armas, este es el de nuestro cardenal.


Hizo sus estudios en los seminarios de Santa Fe de Antioquia y Santa Rosa de los Osos; se doctoró en Roma, en la Pontificia Universidad Gregoriana, en Derecho Canónico; también cursó estudios de Psicología en La Universidad de Lovaina, y aprobó un doctorado en Sociología.


 Fue ordenado sacerdote para la diócesis de Santa Rosa de Osos, en la basílica de los Santos apóstoles de Roma en el año de 1952; cuando llegó a la diócesis, colaboró en cursillos de cristiandad, juventud obrera católica y en la Legión Mariana; en 1966  fue nombrado secretario general de la Conferencia Episcopal colombiana; y dictaba la cátedra de derecho canónico en la Universidad Libre de la ciudad de Bogotá; en 1968, fue delegado de La Conferencia General del Episcopado Latino-americano, en la ciudad de Medellín; el 2 de junio de 1971. Fue ordenado obispo el 18 de julio del mismo año; el el papa Pablo VI lo nombró obispo titular de la Villa del Rey y coadjutor de la Diócesis de Pereira, con derecho a la sucesión del trono.



1.º de julio, de 1976, tomó posesión de la Diócesis de Pereira como obispo titular; en 1979, participó en la Conferencia Episcopal de Puebla; fue secretario del Celam, y en los años entre 1983 y 1987, presidió la entidad; fue colaborador muy cercano de la Conferencia Episcopal latinoamericana de Santo Domingo; el 16 de diciembre de 1992, fue nombrado Obispo de Bucaramanga.


El 15 de Junio de 1996, el Papa Juan Pablo II, lo nombró proprefecto de la congregación del clero; el 21 de febrero de 1998, fue nombrado cardenal por el papa Juan Pablo II y asume la prefectura de la Congregación del Clero; el 14 de abril del 2002, fue nombrado como presidente de la Comisión Pontificia Ecclesia Dei.


Cuando cumplió los ochenta años, presentó su carta de renuncia a la Congregación.

Ahora permítanme que les cuente una linda historia de Nuestro cardenal:

Cada año a pesar de los calendarios que tiene caminados, viene a Sopetrán, a visitar a sus familiares.

Esta es pues una noticia importante y fresquecita: hoy 22 de julio del 2016, me recibió en la casa de doña Rosmira Gil, y conversó con migo, por espacio de diez minutos, en los cuales, le pedí, que corrigiera la semblanza que tengo escrita, para publicar en el Blogger: Los Gavirias de Sopetrán.


Mientras mi amigo Gustavo Bustamante debió viajar a Roma para conversar largo y tendido con él, yo tuve la fortuna de hacerlo, en mi querido Sopetrán.


A pesar de sus años, todavía conserva la sonrisa que siempre lo acompañó en todos los actos de su vida ministerial.


Luego se sienta en una butaca, para poder contestar mis preguntas, las cuales respondió con absoluta fluidez verbal en las que me corrigió algunos aspectos erróneos que tenía en la semblanza, que había escrito de él hace algunos días.


Al finalizar la entrevista, me concedió el permiso, para tomar una fotografía, de este precioso momento familiar.



Sopetrán, 22 de julio del 2016.

*

jueves, 21 de julio de 2016

Se acerca un enemigo peligroso
Darío Sevillano Álvarez

Si ustedes lo recuerdan, el Blogger presentó un informe científico sobre el fenómeno climatológico de El Niño, hace algunos meses, y en él decíamos que la mayoría de las veces, después de una gran sequía, acompañada de altos grados de calor, seguía una fase neutra y casi siempre, se desataba el famoso fenómeno de La Niña, que es tal vez más peligroso que su gemelo, por los desastres que genera.

Esta es una buena ilustración de lo que ocurre 
con esos dos gemelos tan complicados de manejar.

Recordemos que el fenómeno de El Niño y el de La Niña son variaciones normales en la temperatura de la superficie del mar, que han existido desde hace miles de años y que continuaran existiendo.

Se tienen registros de su existencia desde épocas prehispánicas.

Vale la pena decir que son circunstancias normales en el planeta Tierra.

El problema de La Niña es atacar con más fortaleza a los pobres, porque destruye sus viviendas en las orillas de los grandes ríos; acaba con sus construcciones en las laderas muy pendientes, e inunda sus caseríos en las partes muy planas.

Es bueno agregar que destruye carreteras y puentes; que genera destrucción en las partes bajas y planas, por donde se desplazan los grandes ríos;  que produce grandes gastos, al fisco de la nación, cubriendo urgencias, que son el pan cuotidiano, cuando hay una Niña.


Es importante contarles que en La Niña que se presentó hace seis años, el país gastó, para cubrir los desastres que ocurrieron, 11,2 billones de pesos.

Esta Niña, causó 2.209 emergencias, 1.233 inundaciones, 778 deslizamientos, 174 vendavales y 24 avalanchas.

El 7 % de la población resultó afectado por el fenómeno; esta cantidad serían 3’ 200. 000 personas, 1.016 personas desaparecieron, 1.374 murieron en las emergencias; estos pobladores, eran casi todos del área rural.


El fenómeno de La Niña, aunque era una circunstancia normal en el comportamiento del planeta, solo se visualizó, con mucha precisión, desde el año de  1989 en adelante.

Veamos a vuelo de pájaro como se comporta el fenómeno de La Niña:

En primer lugar, siempre se presenta, después de que un fenómeno de El Niño termina.

Seguidamente hay un fortalecimiento de los vientos alisios y al oeste del meridiano 180º; la temperatura del agua superficial del océano Pacífico, empieza a elevar unos grados de calor. Luego la corriente ecuatorial cálida que viene del Asia, se debilita y no llega a las aguas costeras del Pacífico Americano.

Las aguas frías, empiezan a aflorar, sobre la superficie del océano.

Entonces la corriente fría que viene del polo sur enfría la superficie del océano.

La termoclina, es decir, la zona del océano en donde se bajan los grados de temperatura, empieza a operar y se declara La Niña.


Consecuencias de La Niña al clima global.

Los párrafos siguientes son tomados de un portal de internet.

«*En los trópicos, las variaciones son radicalmente opuestas a las ocasionadas por El Niño.

»*En el continente americano, las temperaturas del aire de la estación invernal se tornan más calientes de lo normal en el Sudeste y más frías que lo normal en el Noreste.

»*En América del Sur, predominan condiciones más secas y más frescas que lo normal sobre El Ecuador y Perú; así como condiciones más húmedas que lo normal en el Noreste de Brasil.

»*En América Central, se presentan condiciones relativamente más húmedas que lo normal, principalmente sobre las zonas costeras del mar Caribe.


»*En México, provoca lluvias excesivas en el centro y en el sur del país, sequías y lluvias en el norte de México, e inviernos con marcada ausencia de lluvias.

Tanto este Fenómeno de La Niña como el de El Niño, son variaciones normales en las temperaturas de la superficie del mar, que han existido desde hace millares de años y que continuarán existiendo, sin que el hombre pueda interferir».

Estas casas de personas muy pobres, 
son las llevadas los ríos, cuando crecen 
por las lluvias de La Niña.

Las agencias internacionales, el IDEAM y todos los centros meteorológicos del planeta, ya saben que se está madurando una Niña, pero no lo van a proclamar públicamente, hasta cuando llevemos unos tres meses de lluvias; estas agencias climatológicas, prevén que pueda ser muy destructivo, pero eso lo sabremos con mayor exactitud, cuando madure, porque apenas se está organizando.

Ahora sabemos que se va a presentar con buena intensidad, en el último trimestre del año 2016; tampoco se puede predecir cuánto tiempo pueda durar, pero más tarde las agencias informativas, lo van a decir.

Es bueno recordarles, que La Mojana, una región en que están involucrados, algunos terrenos del departamento de Antioquia, más al norte de la ciudad Caucasia, tenemos el punto más frágil de nuestro territorio relacionado con las inundaciones que produce el río Cauca, cuando hay exceso de lluvias.


Aunque el Gobierno ha invertido en los estudios de esa zona, para hacer obras de infraestructura que protejan a la comunidad que allí habita, unos cincuenta mil millones de pesos, aun, no se conocen resultados.

Como recomendación final, les decimos:

No hay que alarmarse, pero la ciudadanía debe conocer la verdad sobre estos temas, dada la razón de que con los cambios climáticos, los fenómenos de El Niño y de La Niña, se presentan cada vez más fortalecidos y más destructivos.

En conclusión, «A mal que no tiene cura, hay que hacerle buena cara» y por esta razón los habitantes del planeta debemos estar acostumbrados a los cambios climáticos que él, nos regala y sabernos preparar, para enfrentarlos con fortaleza y mucha sabiduría.





Sopetrán, 20 de julio del 2016.

*

lunes, 18 de julio de 2016

La Virgen del Carmen

Homenaje a Nuestra Señora del Carmen
Darío Sevillano Álvarez

Tenía todas las intenciones de cubrir la procesión de Nuestra Señora del Carmen, que iba a estar muy bonita, pero la tragedia de ponerse viejo, es algo en serio y como la tarde se dañó, con una lluvia que empezó a las tres y media de la tarde y terminó casi a las seis, me pareció un poco arriesgado, exponer la salud, a las inclemencias de la lluvia y la noche; por esta razón, me vine al computador y escribí todo lo que me enseñaron los buenos profesores, de otras épocas de gratos recuerdos, sobre esta advocación, porque los de ahora, todo lo componen, con una frase: «Consulten en la internet».

Para leer la oración, cliquea la foto.

Empecemos este homenaje, con esta hermosa estampa de Nuestra Señora del Carmen y la oración especial, que a ella se le reza.

Santa María del Monte Carmelo, la Virgen del Carmen o Nuestra Señora del Carmen, es tal vez la advocación más antigua de la Virgen María, porque se remonta al antiguo testamento, en la época del profeta Elías y su discípulo, el profeta Eliseo, cuando en el lugar llamado: پرديس Al-Karem, que se puede traducir como ‘El Jardín’, el profeta y sus coetáneos, le pedían devotamente al Señor, que mandara la lluvia a las tierras de Israel y en una de esas veces, el profeta Elías, vio una nubecita que subía del mar y empezaron las lluvias.

Mostremos cómo se escribe ese nombre en el idioma jebreo y cómo se pronuncia: גַּן גִּנָּה בֻּסְתָּן Hakkarmel, el Carmelo.

El secreto que tuvo el profeta, para que Dios le concediera las lluvias, fue el hecho de que Elías, se dirigió a Él, por la intercesión de la mujer que sería la Madre del Redentor prometido en el paraíso.


Después del milagro que la Virgen le consiguió a Elías, muchos personajes de la época, siguieron invocando el nombre de esa Virgen en el monte de El Jardín y muchos siglos después, la llamaron Nuestra Señora del Monte Carmelo.

Muchas personas se fueron aglutinando en el monte Carmelo y se volvieron ermitaños, es decir, personas que viven solas en un lugar deshabitado, especialmente para dedicar su vida a la oración y al sacrificio.


Cuando ya estábamos en nuestra era, es decir en términos religiosos, en el Nuevo Testamento, precisamente en el siglo XIII, el patriarca de Jerusalén, que era el delegado del papa de Roma, les hizo un llamado a los ermitaños de El Jardín, para que arreglaran su situación ante la Iglesia y así fue como nacieron las comunidades carmelitas de hombres y mujeres, alrededor de toda laTierra.

Los papas que más se interesaron en esta cuestión, fueron: Honorio III e Inocencio IV.



Casi ningún católico sabe la historia de por qué celebramos la fiesta de esta advocación el día 16 de Julio. Según la tradición de las órdenes carmelitas en toda la faz de la tierra, el día 16 de Julio de 1251, Nuestra Señora se le apareció al superior general de esas entidades religiosas, San Simón Stock, y le entregó el hábito y el escapulario, para que divulgaran esa devoción, como signo del culto Mariano y agregan que la Virgen prometió a quienes lleven el escapulario, que al Sábado siguiente a su muerte, los liberaría de las penas del Purgatorio; más tarde esta promesa, fue respaldada por los papas desde el año de 1587.


Muchas personas, no saben qué traduce la palabra «escapulario», que quiere decir ‘objeto religioso que se lleva cargado, sobre las escápulas’, es decir, los omoplatos o huesos de la espalda.

Las personas que tocamos los instrumentos llamados saxofones, tenemos que sostenerlos en unas tiras parecidas a un escapulario, que llamamos técnicamente la escápula.


Ahora veamos cómo es de apreciada Nuestra Señora del Carmen en toda la Tierra:

«En España, Puerto Rico y Costa Rica es patrona del mar, también es patrona de la Armada Española. Es considerada reina y patrona de Chile, de sus Fuerzas Armadasy de los Carabineros; es patrona de la Policía Nacional y del Ejército Nacional de los colombianos y de los conductores en Colombia; en Bolivia es la atrona de la Nación y de sus Fuerzas Armadas; en el Perú es patrona del criollismo y alcaldesa perpetua de la ciudad de Lima, y en Venezuela es la patrona del Ejército y los conductores. Además, fue la patrona del Ejército de los Andes que liderado por el general José de San Martín, gestó la independencia de Argentina y Chile».


Según está escrito en los libros religiosos de las comunidades carmelitas, estas fueron las palabras textuales que la Virgen dijo a San Simón:

«Recibe, hijo mío, este escapulario de tu orden, que será de hoy en adelante señal de mi confraternidad, privilegio para ti y para todos los que lo vistan. Quien muriese con él, no padecerá el fuego eterno. Es una señal de salvación, amparo en los peligros del cuerpo y del alma, alianza de paz y pacto sempiterno».


Para rematar esta preciosa historia, quiero contarles que la gran reformadora de las comunidades carmelitas de mujeres, fue la doctora de la Iglesia Santa Teresa de Jesús:

Algunos autores le atribuyen la autoría de este escrito, pero otros dicen que es de San Juan de la Cruz, si lo traigo a colación, es porque me parece un hermoso soneto, una de las composiciones literarias, más difíciles de construir:


No me mueve, mi Dios, para quererte
el Cielo que me tienes prometido,
ni me mueve el Infierno tan temido
para dejar por eso de ofenderte.

Tú me mueves, Señor, muéveme el verte
clavado en una cruz y escarnecido,
muéveme ver tu cuerpo tan herido,
muévenme tus afrentas y tu muerte.

Muéveme, en fin, tu amor, y en tal manera,
que aunque no hubiera Cielo, yo te amara,
y aunque no hubiera Infierno, te temiera.

No me tienes que dar porque te quiera,
pues aunque lo que espero no esperara,
lo mismo que te quiero te quisiera.


Sopetrán, 16 de julio del 2016.

*

viernes, 15 de julio de 2016

Balance

Lo bueno, lo malo y lo feo de las fiestas de las frutas
Darío Sevillano Álvarez

Si todos lo recuerdan, nuestras fiestas de las frutas, nacieron en el año de 1929, cuando un grupo de ciudadanos ilustres de la época, entre los que estaba nuestro tío, Gerardo Sevillano Mejía, querían conseguir unos fondos para patrocinar las instituciones municipales, como el hospital, la escuela complementaria de la mujer, y otras más que corrían por cuenta del fisco municipal, porque para esa fecha, no existían el asilo ni el orfanato.

Esas primeras fiestas fueron todo un éxito, y en ellas no hubo ningún tributo, para la cerveza y el aguardiente, como ocurre en las modernas festividades, en donde esos dos entes, son los más exaltados.

Miremos de paso lo que hicieron: Ventas de comestibles de toda clase, en las que no faltaron las empanadas, que han sido lo que más se vende en las cercanías del templo, que para la época no tenía el atrio y solo contaba con una acera de ladrillos cocidos al horno; carreras de caballos en la calle real, que partían de la Guamala y llegaban a la plaza de Bolívar; un bazar, es decir, una venta de boletas para adquirir objetos , que están en sus estantes; concursos de juegos organizados, de trompo, baleros, bolas, carreras de encostalados, y todos aquellos juegos inocentes de gratos recuerdos, en la plaza principal; concursos de billar, en los cuales participaban personas como José María Álvarez, mi abuelo materno, que hacía hasta trescientas carambolas de fantasía, en un solo corte; serenatas que hacían los músicos merenderos, acompañadas de los tres instrumentos que conforman las estudiantinas: Tiple, lira y guitarra; paseos organizados a los que se les vendía el fiambre típico: Machuco de papa, carne frita, tajadas de plátano maduro, arroz, fríjoles y arepa.

Las fiestas no se volvieron a mentar, hasta la década del cuarenta, en que sin llamarlas fiestas de las frutas, la Sociedad de Mejoras Públicas, integrada por los señores Jesús Tamayo Gaviria, Arturo Girón, Emilio Bedoya, Gerardo Sevillano, Gerardo Holguín, Jaime Botero y otros que no recuerdo, hacían actividades que generaban dineros para ayudar al Orfanato que había sido fundado por el padre Gerardo Martínez M. que más tarde fuera el obispo de Garzón, y la madre Modesta de la comunidad de: hermanitas de los pobres de San Pedro Claver; al hospital San Juan de Dios que era regentado por las hermanas de la Presentación; a la Normal de Señoritas que había sido fundada por el señor cura el padre Zapata, el padre Abigail Gutiérrez y la Señorita Gabriela Correa, que era regentada por las Hermanas Carmelitas Descalzas Misioneras; a la escuela complementaria para capacitar a las mujeres en los oficios de puericultura y economía domésticas; y al liceo José María Villa que acababa de restaurar el presbítero Francisco Medina Pérez.

Pero en la década del cincuenta, la Sociedad de Mejoras Públicas introdujo unos bailes, por los que se cobraba el cover, en la casa que hoy es de la familia Araque Cañola, que eran amenizados por grupos de músicos sopetraneros, si así lo escribo, es porque yo era el director de uno de esos grupos y con este cambio, se dieron cuenta de que las ganancias de las fiestas mejoraban notablemente, porque había aparecido una nueva institución de beneficencia, el Asilo San Bartolomé, que fundaron entre el señor cura Reinaldo Carvajal y el Señor Bartolomé Peña y esta institución demandaba muchos gastos para su dotación.
Me parece que con esta determinación dimos un salto mortal, porque aquí,  nació la costumbre de meterle bailes en las noches a nuestras fiestas folclóricas.

Si todo se hubiera quedado en pequeños bailes, nada habría pasado, pero como la ambición rompe el saco, llegamos al exceso de tener en los tablados grandes orquestas, que atraen, todo tipo de públicos: prostitutas, tahúres, vendedores de todo tipo de sustancias alucinógenas, ladrones y borrachos a granel y con esta decisión nos tiramos en las fiestas.

Ahora hagamos un relato de las fiestas que acaban de pasar:
Aunque la voluntad del gobernante de turno, es buena porque quiere recuperar la parte folclórica y dejar a un lado los excesos con el alcohol, tenemos que recordar lo que dicen las estadísticas mundiales acerca de los vicos en que la humanidad está metida de lleno: El alcoholismo, el tabaquismo y la adición a las drogas están apoderados de un 96 % de los ciudadanos terrestres y estos males no tienen cura; por esta sola razón a cualquier gobernante le quedaría imposible luchar con esos flagelos para que no interfieran la calidad de las fiestas; pero se vuelve una imperiosa necesidad poner en práctica algunos trucos que debiliten la acción de los viciosos.

Recuerden que aquellos que no utilizamos estos tres vicios, llevamos al hombro los nombres de zanahorios, apendejados y bobalicones, porque según el criterio de la mayoría de las gentes: nada nos gusta.

El primer truco, consiste en no contratar orquestas muy famosas, para que los borrachines forasteros, no vengan a engrosar las filas de los que ya tenemos, que son bastantes y muy fastidiosos.

Recordemos que el objetivo principal de unas fiestas folclóricas, es la promoción de los artistas propios y de todos aquellos carismas que son de nuestros nativos.

El segundo truco sería limitar la cantidad de permisos, para vender bebidas alcohólicas y cobrar impuestos caros a esos expendios, porque las ofrecen hasta en las puertas de las casas, toda vez, que son las baratijas que más se venden.

Aunque resulte un poco doloroso, es importante decir que la parte folclórica de nuestras fiestas, fueron solo cuatro actos: el Desfile de la Edad Dorada; el Desfile de Silleteros, aunque el que hicimos perdió calidad frente a los de los años pasados;  el Desfile de Mitos y Leyendas, que parecía una caminada de las benditas ánimas del purgatorio, por las calles del poblado, toda vez que el público no lo acompañó, porque estaban ocupados velando sancocho; y la exposición de plástica que organizó la casa de la cultura.

Es digna de alabanza la mañana que la Policía Nacional les regalo a nuestros niños, porque fue una jornada sin alcohol.

Y a propósito de la Policía, es bueno decir que aunque la banda marcial que nos prestó para solemnizar el desfile de silleteros y que no pudo hacerlo, por un inconveniente en el túnel, luego mostró toda su belleza artística por las calles del poblado, a las ocho de la noche.

El Festival del Sancocho, que hubiera podido ser una buena manifestación folclórica de nuestros platos especiales, no tuvo la brillantez que necesitaba, por la hora en que empezó, una de la tarde, y por la poca participación de las familias sopetraneras.

Me parece justo, que cuando la reina de un pueblo, va en una carroza, ésta vaya bien arreglada, por respeto a su majestad.

Como soy, el que asiste técnicamente el reloj de la Basílica, estuve dos veces mirando algún problema que presentaba la máquina y no sé, como los sacerdotes celebraban las funciones del culto, en medio de aquella algarabía.

Para futuros eventos, se deben habilitar lugares en la periferia de la ciudad, en donde se puedan parquear las motos y los carros, lógicamente bien vigilados, para que los amigos de los ajeno, no vayan a hacer su abril y a los vehículos o motos que se parqueen en las vías públicas, hacerles partes bien costosos, para que aprendan a respetar el espacio público y los lugares por donde se van a desplazar los desfiles, como se hace en las grandes urbes, que manejan turismo a granel, como Buga y Jericó,  porque estos eventos pierden mucha gracia, cuando encuentran todo tipo de estorbos.

Es saludable felicitar a las autoridades, porque el orden público, no se descompuso en ningún momento, a pesar de la cantidad exagerada de gente que siempre hubo en el parque.

También son dignos de una felicitación todos aquellos ciudadanos que de una u otra forma colaboraron, para que las cosas que hicieron, pudieran salir adelante.

Como punto final, se les debe pedir a las juntas organizadoras de las fiestas, que se preocupen por cumplir los horarios, porque se está volviendo ley y es un mal comportamiento, que anuncia un acto, para una hora y pasa hasta hora y media y el acto no ha empezado.
Recuerden que esto produce cansancio y por esa razón, muchas personas no asisten a ellos.

No utilicé fotografías, porque las comparaciones siempre resultan odiosas.

Tampoco quise resaltar ningún aspecto del escrito, porque lo que estoy diciendo es algo que escribo con mucho amor por mi pueblo.



Sopetrán, Julio 4 del 2016.

*

jueves, 7 de julio de 2016

Fiestas de las frutas día 8.°, segunda nota

El remate de las fiestas
Darío Sevillano Álvarez




  
Cuando llegué a la Casa de la Cultura, me encontré con esta gratísima sorpresa:

Las ciento veintitrés firmas, de las personas que
visitaron la casa y la exposición de pinturas 
de tres sopetraneros.

El Desfile de Mitos y Leyendas tendrá que salir con un retraso de más de una hora, porque todos sabemos que no se puede repicar y andar en la procesión y la directora de la Casa de la Cultura, que estaba comprometida con los famosos sancochos, que no sirvieron para almorzar, sino para cenar, llegó tarde a la realización del evento.

Este retardo, le costó que los músicos de la sinfónica, levantaran una protesta por el incumplimiento de los horarios y el desfile, que iba a ser una verdadera manifestación cultural relacionada con la tradición oral, tuvimos que realizarlo a palo seco, como se dice en antioqueño.

Es bueno contarles que su majestad, el público, no estuvo en él, tal vez porque no era una fiesta con aguardiente y cerveza y las fotografías que voy a mostrar, así lo indican; solo tuvimos un grupo de espectadores, cuando pasamos por los bordes de la plaza.

Esperen muy pronto un artículo que voy a llamar 
Lo bueno, lo malo y lo feo de nuestras Fiestas de las Frutas. 
La camioneta del Municipio,
con la reina a bordo, preside el desfile.

Este es El caballo tres patas
que se desplaza en un motocarro.

Este es La madre monte.

Este es La barbacoa.

Aprécienlo más de cerca.

Este es El sombrerón.

Este era el último y no tenía identidad,
pero estaba bien camuflado.

Si ustedes observan bien, parecemos extraterrestres,
sin la grata compañía del público.

Cuando el desfile de ánimas pasó por la plaza
tuvo la grata compañía de este puñado de personas.

Sigo creyendo que la mala hora para repartir el almuerzo a las cinco de la tarde, le restó importancia, a esta legítima manifestación de nuestras tradiciones.

Esto para mí, es una falta de planeación.



Sopetrán, 4 de julio del 2016.

*