Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 22 de mayo de 2017

Origen de la Biblia

¿Cómo nació la Biblia católica?
Darío Sevillano Álvarez

Este libro tiene una larga historia, que muchos no conocen y por esa razón, me propongo contar algunos intríngulis, sobre su nacimiento y posterior desenvolvimiento, hasta cuando llegó a nuestros días.


Han sido muchas las peripecias que, a los sabios de la Iglesia Católica, se les han presentado, para lograr configurar el libro que ahora llamamos Biblia.

Recordemos que en el año 605 antes de Cristo o antes de nuestra era, el pueblo hebreo, en donde estaban algunos escritos que podrían ser el principio de ese libro, sufrió un revés, cuando el Rey Nabucodonosor, conquistó a Jerusalén y después de esto se llevó prisioneros a sus habitantes, para la ciudad de Babilonia y allí los tuvo como esclavos por algunos años.

Conocemos este acontecimiento en la historia universal como la diáspora del pueblo de Israel.

Pero en los libros de la Biblia, se narra, como la cautividad de Babilonia.

También la historia nos cuenta que no todos los ciudadanos de la urbe y los campos, cayeron en la redada y unos se quedaron en sus tierras, otros se fueron para Egipto y el resto fueron esclavos en la gran ciudad de la Mesopotamia.


La ópera Nabucco, escrita por Giuseppe Verdi, fue dedicada a este pasaje bíblico, y cautivó a todos los italianos, cuando se estrenó en la Scala de Milán, el día 9 de marzo de 1842.

Uno de los coros de la ópera, es el famoso: Va pensiero, que en español dice así:

Pensamiento, sobre alas doradas,
Marcha y posa, por cimas y bosques;
Donde brisan las cálidas suaves,
Auras dulces del cielo natal.
  

Como los ciudadanos de la Tierra hemos estado en guerras, día a día, desde el momento en que aparecimos hasta hoy, todo por religión, por política o por amor; el rey Ciro de Persia, conquistó a Babilonia y les dio la libertad a los Israelitas, para que volvieran a su ciudad.


Pero al regresar, la inmensa mayoría de ellos, no llegaron a Jerusalén, sino que viajaron a Egipto a reunirse con los que se libraron de la esclavitud y se radicaron en la ciudad de Alejandría.

Esto quiere decir, que los judíos estaban dispersos en una diáspora, unos en Jerusalén y otros en Alejandría.

Todo este preámbulo, para contarles algo muy importante, relacionado con el nacimiento del antiguo testamento de la Biblia Católica.


Cuando los Israelitas llegaron a Alejandría, como el bibliotecario de la ciudad, Demetrio de Falerón, que manejaba la biblioteca más importante del mundo antiguo, quería tener los relatos que el pueblo Hebreo, hacía, desde sus orígenes, el Rey Ptolomeo II, invitó a setenta sabios de Israel, para que hicieran la historia de su largo trasegar por espacio de los siglos, entre Adán y Eva y la cautividad en Babilonia y a estos relatos, los llamaron la Biblia de Alejandría o Biblia Alejandrina, pero también se le decía: La Biblia de los setenta o Septuaginta, que es nada más, ni nada menos, que el antiguo testamento de la Biblia actual.

Es bueno contarles que como el idioma griego era casi como el oficial del mundo conocido y los otros habían entrado en decadencia, la Biblia Alejandrina fue traducida del arameo y del hebreo al griego.

Es una única lástima que de esos escritos que hubo en la biblioteca de Alejandría, no quedan rastros físicos, porque un animal con figura de humano, de la religión musulmana, cuando conquistaron la ciudad y llegaron a su biblioteca, hizo este razonamiento: «Esta biblioteca o contiene la ciencia que maneja el Corán o la contradice; en el primer caso es importante quemarla, por inútil y en el segundo caso se debe quemar por perversa y procedieron a quemar, la única joya escrita interesante de la humanidad a de esa época.
  

Hubo grandes disturbios entre las distintas corrientes de seguidores del pueblo de Dios para reconocer todos los libros del antiguo testamento y siete de los libros no fueron reconocidos por todos, ellos son:


Tobías
Judit
I Macabeos
II Macabeos
Sabiduría
Eclesiástico (también llamado Sirac)
Baruc

Estos libros reciben el nombre de deuterocanónicos.

Vale la pena aclarar que significan dos palabras, que vamos a manejar con alguna frecuencia, cuando de la Biblia se trata; apócrifos y deuterocanónicos; la primera significa, ‘escondido’, porque el nombre del autor del libro es un falso nombre y la segunda, que no fueron aprobados con los primeros, es decir, que pertenecen a un canon distinto.


La canonización de los libros de la Biblia, es decir, el reconocimiento que de ellos hacen los altos funcionarios eclesiásticos, es la que les da validez como auténticos.

Cuando el idioma latino se hizo muy importante y empezó a ser la lengua oficial de muchos estados, San jerónimo tradujo la Biblia a ese idioma y tomó el nombre de Vulgata que significa ‘del pueblo’.

Pero San Jerónimo cometió un error, y no tradujo los siete libros deuterocanónicos, porque estaba traduciendo de una versión que no los tenía, pero los miembros de la Iglesia Católica, le pidieron que los incluyera y esa Biblia fue aceptada por todos.


Los concilios de Hipo y de Cartago fueron los que reconocieron los libros de la Biblia y fijaron la cantidad para cada testamento: 46 para el antiguo testamento y 27 para el nuevo.

Los primeros recopiladores, borraron del plano de los posibles muchos escritos del tiempo de Jesucristo, porque encontraron pasajes que, de alguna manera, no convenía que la comunidad religiosa católica los conociera y trataron de acabar con ellos, pero los moradores de la Tierra de esos tiempos fueron lo suficientemente sagaces y los escondieron en cuevas cercanas al mar muerto, para que la posteridad, algún día los conociera.

En la actualidad, la comunidad científica, los antropólogos y muchos investigadores de otras disciplinas del saber, han estado encontrando y traduciendo esos textos y ya se consiguen en todas las librerías los contenidos de ellos.
  

Los encargados de organizar los libros de la Biblia fijaron unas condiciones especiales, para saber que el libro si fuera de buena calidad, las normas eran estas:


1.- Que fuesen escritos por un apóstol o su discípulo.

2.- Que se utilizara en la liturgia de las iglesias apostólicas, como Roma, Corintio, Jerusalén, Antioquía, etc.

3.- Que estuviera en conformidad con la fe católica recibida de los apóstoles.

Al aplicar estas normas, muchos escritos se quedaron sin poder ser clasificados para integrar la Biblia Católica, algunos de ellos son el Evangelio de Tomás; el evangelio de Judas; el evangelio de Pedro; el evangelio de María Magdalena, y otros más.


El canon de 46 libros para el antiguo testamento y 27 para el nuevo, ha venido siendo ratificado por los papas y por los concilios.

Martín Lutero, para justificar sus creencias suprimió algunos libros de los que tiene la Biblia, como canónicos, es decir, como reconocidos.


Es bueno saber que como la ciencia y los investigadores todos los días descubren escritos relacionados con los tiempos de Jesucristo, es bueno tener en cuenta estos acontecimientos:

En el siglo III antes de Cristo el rey Ptolomeo II reunió setenta sabios judíos para transcribirla.

El primer manuscrito se destinó a la biblioteca de Alejandría y desde entonces ha habido miles.

El descubrimiento de los rollos del mar Muerto en 1947 apenas modificó el Antiguo Testamento.

Cada año aparecen textos manuscritos que desatan debates encendidos sobre la Biblia.

La recopilación hebrea de la historia del pueblo de Israel, a la que llamaban texto masorético, es decir, la tradición en el idioma hebreo, fue realizada en el siglo IX después de Cristo y es bueno decir, que esta versión no incluía el nuevo testamento.

El Nuevo Testamento y la recopilación de los evangelios que retrataron la vida de Jesús, tuvo numerosas fuentes y autores.

El papiro más antiguo del Nuevo Testamento es un fragmento de San Juan que data de los años 125-130, después de Cristo.

Los textos de la Biblia que hoy conocemos, se deben al esmero que los monjes y copistas de los relatos antiguos de la Biblia escribieron, para que nosotros tuviéramos ese conocimiento.


Con el encuentro de los rollos de papiro en una cueva, por unos pastores beduinos, se armó la de Troya, porque los escritores de la época creían que esos rollos iban a ser el remplazo de la Biblia, pero unos especialistas en papiros encontraron la verdad y esos rollos del mar muerto, solo pudieron aclarar algunos pasajes del antiguo testamento.


Estos escritos, pertenecían a pasajes comprendidos entre el año 150 antes de Cristo y hasta el año 70 de nuestra era.


¿Cómo apareció el Nuevo Testamento?

Aunque parezca increíble, reunir las partes del Nuevo Testamento fue una tarea incluso más ardua para los eruditos.

Tras la muerte de Jesús, en la primera mitad del siglo I, sus milagros y obras fueron pasando de boca en boca hasta extenderse por todo el Mediterráneo.

En la segunda mitad del siglo I había decenas de versiones: en siríaco, en copto, en latín, en griego culto, en armenio... Algunas coincidían, otras no.

En el 370 se elaboró una lista que contenía cuatro evangelios creíbles, además de epístolas o cartas de San Pablo, hechos de Apóstoles y el Apocalipsis de San Juan.

En un concilio celebrado en 397 después de Cristo fueron consagrados después de cotejar unos con otros, y descartar varias versiones.


La formación del canon del nuevo testamento, resultó de mucha complejidad y fue muy difícil de escribir y se puede dividir en dos períodos importantes: La formación del canon ente los siglos I y II y la constitución definitiva, entre los siglos III y IV.

Esto quiere decir que la Biblia Católica, solo apareció completa en el siglo IV de nuestra era.

Los manuscritos que sirvieron para armar este complicado rompecabezas, están dispersos en el Vaticano, en San Petersburgo, en Paris, en Cambridge y el manuscrito más completo, que es el Codex sinaíticus, está en la biblioteca británica de Londres.

Cada año, aparecen nuevos trozos del Nuevo o del Antiguo Testamento, y entonces se desata una pelea para saber si es copia fiel, o si es una versión mal trabajada.

La Iglesia Católica debe estar preparada, para manjar esos acontecimientos, porque los historiadores sabemos que en las ciencias sociales no hay verdades absolutas y todas dependen del grado de profundidad de la investigación, que se está haciendo.




Sopetrán, 15 de mayo del 2017.


*

miércoles, 10 de mayo de 2017

Encuentro maravilloso

Nuestra Señora de Sopetrán, regalo de don Francisco Herrera Campuzano en el mismo año en que fundó el poblado
Darío Sevillano Álvarez

Recordemos que históricamente, se cuenta, que cuando don Francisco Herrera Campuzano, fundó a Sopetrán el día 22 de febrero del año 1616, contrató los servicios de unos pintores españoles, que había en la ciudad de Santa Fe de Antioquia, para que le pintaran un óleo de buen tamaño por muestra de uno en blanco y negro que él traía desde España.


Con esta muestra en la mano, los pintores estuvieron trabajando en el cuadro, por espacio de cinco meses y el día 14 de agosto del año 1616, trasladaron el óleo procesionalmente al pequeño municipio, que funcionaba en el caserío de Córdoba.

El cuadro acompañó la Viceparroquia de Nuestra Señora del Saladito de Córdoba, por espacio de unos cincuenta años, pero cuando el gobernador Juan Buesso de Valdés empezó la construcción del templo de Nuestra Señora, diseñado por él, el caserío fue trasladado al lugar en que hoy estamos y el cuadro llegó con el sacerdote de turno y nos acompañó por muchos años.

La imagen que voy a mostrarles, es lo que queda de ese hermoso lienzo, que por un error de uno de nuestros párrocos, el sacerdote Humberto Torres Osorno, fue mandado para la jurisdicción eclesiástica del corregimiento de Córdoba, para que los fieles de ese lugar le pudieran rezar a nuestra Señora.

Es importante anotar algunas cosas: La Virgen solo estuvo unos años en el templo y cuando la vieron tan deslustrada, la confinaron a estar en una pieza de la casa parroquial.

Está tan deslustrada, porque la señora Dolores Ibarra, que era una pobre mujer de buena voluntad, no sabía la grandeza del óleo y le puso una cantidad de bobadas: estrellas, rosario, corona, flores de papel crepé y se los pegaron con colbón.

Este elemento pegante, fue el que acabó con el óleo, porque en esos lugares se cayeron las pinturas y algunas desaparecieron, como las caras de unos doce ángeles, las caras de los soldados de Alí-Maimón y las caras de los prisioneros, que había al lado derecho del óleo.

Hace unos ocho meses, vino a Colombia, la historiadora Española, Julie Sopetrán, la persona, que toda la vida ha vivido en las tierras, en donde está, el extinguido monasterio de la Virgen, y la llevamos a Córdoba para que viera el cuadro.

Cuando lo vio, casi le da un infarto de la alegría de haber descubierto esta obra de arte y entre Ella y Yo, nos dedicamos a investigar los orígenes del óleo y encontramos la verdad: este es el que regaló nuestro fundador desde hace 401 años.


Así está la virgen que donó Don Francisco Herrera Campuzano el día 14 de agosto de 1616.

Si lo analizan cuidadosamente, se van a dar cuenta de que faltan muchas partes del óleo, unas porque los años las acabaron y otras, porque el colbón y los malos tratos las desmejoraron.

Observen la dificultad para visualizar las caras y los cuerpos de los ángeles, las personas que están al lado izquierdo y los prisioneros del lado derecho.

Pasada la visita de doña Julie a nuestro pueblo, me presenté ante el párroco de la iglesia de San Roque, como ahora se llama eclesiásticamente, y le pedí muy respetuosamente, me dejara tomar una buena fotografía de la obra.

Con ella en la mano, me dediqué a hacerle una restauración virtual, toda vez que no soy capaz de hacer la restauración física, dada la razón de que esos conocimientos se aprenden en las universidades y los procedimientos son un poco complicados.

Después de cincuenta y siete días de restauración virtual, logré una imagen parecida a la que pudo ser este importante lienzo.

De esta imagen mandé a hacer cien registros tamaño Jumbo que son 13 x 18 centímetros, para regalárselos a las personas devotas de Nuestra Señora.


Analicen la restauración virtual, para que al menos podamos conocer quienes acompañan a la Virgen en la pintura al óleo.

Fíjense muy bien cómo los pintores, confundieron la fuente redonda, que está en la muestra, en la que Nuestra Señora bautizó al hijo del moro, con el redondel del árbol y por esa razón, el brevo está metido entre la fuente.

El paso que sigue, podría ser apuntarme a pintar un óleo que se parezca a la restauración virtual y en eso estoy.

Cuando lo tenga listo, les estaré comunicando a todos los sopetraneros y a los que no lo son y estén interesados en conocer la imagen de la milagrosa virgen que nos acompaña.

Recuerden que el otro cuadro de ella, el que está en el oratorio especial del templo parroquial, luce unos galardones de metal, que son los testimonios de los feligreses, por los favores que ella les concede.

Para los que no conocen el otro óleo de ella, lo mostraré a todos y los que quieran tenerla, pueden copiar y pegar, porque estas fotografías son mi autoría y no tienen copyright.

Como la restauración física está muy lejos, porque la parroquia de San Roque no tiene el dinero para hacerla y la parroquia de nuestra Señora de la Asunción, que puede tener el dinero, no puede invertir en ella, si pertenece a otro ente eclesiástico, tendremos que esperar, a que algunos hijos ilustres de nuestro terruño, consigan con el estado la restauración del óleo, que es lo que más nos interesa a los hijos de estas tierras.


Sopetrán, 3 de mayo del 2017.

*

lunes, 1 de mayo de 2017

El papa emérito

Benedicto XVI es un ejemplo de humildad frente a las leyes eclesiásticas de su sucesor el papa Francisco
Darío Sevillano Álvarez

Empiezo por decirles que a nadie se le ocurre decirle Francisco I, a nuestro Papa actual, pero como en el futuro puede haber otros Papas, que quieran llamarse Franciscos, es mejor empezar diciéndole su nombre acompañado del numeral ordinal que lo caracteriza.

Pero este artículo, se va a especializar en hablar del papa emérito Benedicto XVI y la humildad que lo acompaña.

Así se vestía, para las ceremonias 
cuando estaba ejerciendo el papado.

Benedicto XVI, cuyo nombre de pila es Joseph Aloisius Ratzinger Rieger, nació en la Baviera alemana, el 16 de Abril del año 1927 y le tocó desempeñarse, como el papa número 265 de la iglesia católica.

Pero cuando había ejercido el papado por espacio de ocho años, empezó a sentirse cansado y a ver cientos problemas que la iglesia estaba presentando y que tal vez, no iba a ser capaz de manejarlos, apeló al Código de Derecho Canónico, canon 332, párrafo 2.en donde la figura de la renuncia del Papa es un acto jurídico totalmente válido.

Cito el canon: «Si el Romano Pontífice renunciase a su oficio, se requiere para la validez que la renuncia sea libre y se manifieste formalmente, pero no que sea aceptada por nadie». Los dos puntos fundamentales son, por lo tanto, la libertad y la manifestación debida. Libertad y manifestación pública, y el consistorio donde el Papa ha manifestado su voluntad, es público.


Como su renuncia fue una noticia que causó mucho revuelo en el planeta, porque no estábamos acostumbrados a ver que un papa renunciara, puesto que todos los que habíamos conocido, morían en su cargo, al Vaticano esa renuncia, le cayó como un balde de agua fría, y por esa razón estuvieron discutiendo cuales serían las condiciones que el papa renunciante debería cumplir.
  

Y después de muchas discusiones, los juristas del vaticano legislaron así:
Cito el documento completo que muestra Wikipedia:

Denominación:

Conservará su nombre de pontífice y el tratamiento de «Su Santidad». Su título será «papa emérito» o «Romano Pontífice emérito».

Anillo del pescador y sello de plomo: Se anulan, trazando dos líneas formando una cruz. Ambos emblemas son entregados a la Secretaría de Estado de la Santa Sede para luego ser anulados por el cardenal camarlengo de la Iglesia Católica y sus auxiliares.

Vestimenta:

Solideo: Continuará usando el solideo blanco pontificio.

Palio y mitra: Al retirarse el papa, deja de participar en eventos oficiales, por lo que estos símbolos dejan de usarse públicamente. Sin embargo, por su pertenencia al orden episcopal, Benedicto XVI puede usar la mitra, tal fue el caso de su presencia pública durante la canonización de los papas san Juan XXIII y San Juan pablo II, en la cual utilizó la mitra junto a muchos otros miembros del episcopado.

Hábito talar: blanco sencillo (se elimina la esclavina o capa sobre los hombros).


Zapatos: Se dejarán de usar los tradicionales zapatos rojos.

Todos los otros símbolos del pontífice se dejarán de usar, pasando al sucesor.

Cámara papal, capilla privada, departamento papal, estudio papal y ascensor a los aposentos papales: Al momento de la renuncia, se sellan los aposentos privados del papa, hasta que el nuevo pontífice sea elegido por el conclave, para entonces empezar la renovación de dichas estancias.

Seguridad: A la renuncia del papa, laGuardia Suiza Pontificia, deja de custodiar al papa emérito y a partir de ese momento es obligación del Cuerpo de Gendarmería de la Ciudad del Vaticano.
  


Vivienda: Durante el tiempo de sede vacante y hasta el 2 de mayo de 2013, Benedicto XVI residió en Castel Gandolfo; el 2 de mayo se trasladó al monasterio Mater Ecclesiæ que se encuentra en los jardines de la Ciudad del Vaticano.

El historial de trabajo del papa emérito, lo dan muchos portales de la internet, pero les voy a citar el más completo que me encontré, que corresponde a Wikipedia:

2013

El 23 de marzo en Castel Gandolfo, donde Benedicto XVI pasó dos meses hasta que se habilitó el monasterio vaticano Mater Ecclesiaæ, donde reside desde el 2 de mayo de 2013. En esa ocasión conversó con el nuevo pontífice hacia quien mostró su total lealtad.

El 5 de julio, ya con 86 años, en la inauguración de una estatua de San Miguel Arcangel en los Jardines Vaticanos. El acto fue presidido por Francisco, y Benedicto se limitó a asistir como invitado de honor. Delante de las cámaras, el papa emérito felicitó a Francisco por la inminente JMJ en Río de Janeiro.

El 1.º de septiembre celebró la Eucaristía con sus antiguos alumnos de Teología. Esta vez trascendieron solo algunas fotografías.

El 13 de octubre recibió en su monasterio de la Ciudad del Vaticano la imagen de la Virgen de Fátima, que había sido trasladada desde Portugal.



El 23 de diciembre fue visitado por Francisco en el monasterio Mater Ecclesiæ con motivo de las vísperas navideñas, ocasión en que oraron juntos y mantuvieron un coloquio privado. Días después, Benedicto le devolvió la visita.

2014.

El 22 de febrero asistió al primer Consistorio público del pontificado de Francisco, en la Basílica de San Pedro.

El 27 de abril participó de la ceremonia de canonización de San Juan XXIII y San Juan Pablo II

El 28 de septiembre en la Eucaristía de los abuelos.

El 29 de septiembre concelebró la Eucaristía con sus antiguos alumnos.

El 19 de octubre, en la ceremonia de beatificación del beato Pablo VI.
  

2015.

El 15 de febrero asistió al segundo Consistorio público del pontificado de Francisco, en la Basílica de San Pedro.

El 6de julio recibió un doctorado Honoris Causa de la Pontificia Universidad San Juan Pablo II y otro de la Academia de Música de Cracovia, ambos en música sacra por sus aportes a este campo.

El 8 de diciembre asistió en la Basílica de San Pedro, por invitación del papa Francisco, a la apertura de la Puerta Santa para el inicio del Año Santo.

2016.

El 23 de mayo publicó un comunicado en el cual desmentía los rumores acerca del tercer misterio de Fátima, en el que confirmó este ha sido publicado íntegramente.

El 28 de junio con motivo del sexagésimo quinto aniversario de su ordenación sacerdotal, se reunió en público con el papa Francisco y varios cardenales en la Sala Clementina, donde se le rindió un sencillo homenaje a su labor sacerdotal, dedicándole Francisco unas palabras de agradecimiento, siendo correspondidas con un breve discurso por parte del papa emérito.


En septiembre, salió a la luz un libro entrevista que escribió en compañía del periodista Peter Seewald, en donde hace un balance de su pontificado y habla de temas como su joven postura frente a la encíclica Humanæ vitæ, su relación con el teólogo Hans Küng y otros temas de su vida personal.

El 19 de noviembre se reunió con el papa Francisco y los nuevos miembros del Colegio Cardenalicio creados inmediatamente antes del encuentro en el tercer consistorio celebrado por Francisco.


Aunque las dos personalidades, el papa Francisco y el papa emérito, son diametralmente opuestas, Ratzinger, nunca ha argumentado, nada en contra de los mandatos de la Iglesia, proclamados bajo la autoridad del Papa Francisco.

Joseph Ratzinger dio el paso al lado más importante que se recuerda en el Vaticano, desde entonces, vive en el convento de monjas Mater Ecclesiæ, a escasos centenares de metros, del papa Francisco, ambos visten prácticamente igual, pero Benedicto XVI lo hace retirado de la vida pública, en silencio y oculto, tal y como prometió, sin rechazar las normas que su sucesor proclama, es prácticamente un feligrés más.

Esto para mí, es la más importante norma de comportamiento y humildad, que pueda tener un humano, que fue un miembro tan importante de la Iglesia de Cristo.

Como punto final, les cuento que Ratzinger, que es un buen músico, cada que sus dedos enfermos se lo permiten, interpreta algunas melodías en su piano.


Su secretario privado nos cuenta, que su salud, aunque está muy desgastada, no lo tiene al borde de la muerte, pero dice que su vida se está extinguiendo lenta, pero seguramente, como se apaga la lumbre de una lámpara, que se queda sin combustible.

Recordemos que nuestro hombre ya cumplió los noventa años.
  




Sopetrán, Abril 16 del 2017.


*