Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

sábado, 28 de abril de 2012

La badea en el rincón de las frtas


El rincón de las frutas
Darío Sevillano Álvarez

Flor tropical
de flornatura.org

Fascículo quinto.
La badea.

La badea o Pasiflora cuadrangularis, es una de las pasifloráceas, que Linneo denominó así (Pasio floris o flores de la pasión) porque en la flor él y los primeros misioneros y conquistadores de América veían dos de los signos de la pasión de Cristo:
La corona de espinas y los tres clavos.

Flor de pasiflorácea

Todas las pasifloráceas tienen en el borde externo la semejanza de una corona y en el centro de la flor se ven muy claros los tres carpelos en forma de clavos y algunos agregan que el ovario colocado en el centro de la flor, es la lanza con la esponja de hiel y vinagre, con que la calmaron la sed a Jesucristo.

La badea es originaria de Sudamérica, como lo son todas las demás pasifloráceas, que alcanzan la suma de 530 especies, de las cuales solo se cultivan en Asía y en Oceanía, 22 de ellas.

Las familiares más conocidas de la Badea son la granadilla, la maracuyá, la curucuyá o maracuyá dulce, la curuba y muchas otras más.

Fruto de Badea, en estado de madurez
Nótese bien el color amarillo-verdoso de su corteza

La clasificación de esta planta, puede ser:
Reino: vegetal.
Clase: dicotiledóneas.
Orden: violales.
Familias: pasifloráceas.
Género: pasiflora.
Especie: cuadrangularis.
La palabra cuadrangularis, que traduce con ‘cuatro ángulos’, hace alusión a la forma del tallo que muestra cuatro lados.

También la conocemos con los siguientes nombres: badera, barbadine, corvejo, granadilla de fresco, granadilla grande, granadilla real, parcha de Guinea, sandía de pasión, tambo, tumbo costero, quijón, maracuyá gigante y granadillo grande.

Fruto verde de la badea que se utiliza
como revuelto en sopas y frisoles
Es bueno contarles que como la flor de las pasifloráceas es muy dura, la polinización solo la pueden hacer los coleópteros o cucarrones, que son animales pesados y como no tienen ojos, se precipitan fuertemente sobre un objetivo, por medio de una especie de sonar; esto hace que el polen vaya hasta el ovario, para fecundarlo y producir el fruto.

Por esta razón, cuando en Sopetrán importaron la maracuyá del Brasil, creyeron oportuno traer unos cucarrones especiales, para que la fecundaran y esto produjo una catástrofe ecológica, que acabó con las palmas de coco, porque los cucarrones las atacaron para vivir en sus estípites (tallos).

Como ven, no es fácil recoger los cucarrones y solo nos queda el control con productos agropecuarios, que no es la mejor forma de manejar la agricultura.

Deliciosa badea lista para el consumo

La badea cuando está madura tiene un olor agradable y muy característico, sobre todo en su punta.

La badea es una planta de formación herbácea y por norma es trepadora, se aferra al lugar en que se cultiva, por medio de zarcillos, que son unos auxiliares de la planta, para mantenerse adherida a las camas o espalderas.

En Sopetrán, la cultivamos en camas parecidas a las que utilizamos para los parrales o cultivos de uva pequeña.

No veo la razón para que al escudo de armas de Sopetrán, le hubieran puesto en su cuartel siniestro, una flor de maracuyá, como signo de fertilidad, cuando la flor de la badea es igual a la que está en el escudo y tiene más rango de pertenencia, en nuestro terruño.

Casi todos los frutos de las Pasifloráceas, son comestibles de excelente sabor y buen aroma.

Flor de badea

Muchas especies de esta familia tienen flores muy decorativas y tiene propiedades medicinales que van desde sedantes, analgésicos, antiespasmódicos, antibacterianos, hasta repelentes de insectos.

La badea, es una baya de unos veinte o treinta centímetros de largo por diez o doce de ancho y con kilo y medio de peso.

Cuando madura, es de color amarillo-verdoso y a veces rosado y por dentro contiene una cantidad de frutas o semillas, rodeadas de unos arilos jugosos (envolturas) y de buen sabor.

Recomendación especial: cuando se come una pasiflorácea, es necesario tragar las semillas, con el arilo que las recubre y, por favor, no masticarlas porque el arilo viscoso es el protector con que la semilla pasa por nuestro tubo digestivo, sin causar daños; al masticar las semillas hacemos unos pedazos de mucha peligrosidad, para que se queden atascados en el apéndice y produzcan una apendicitis.

Con la pulpa de la badea, se hacen mermeladas, jaleas, jugos y néctares.

Mata de badea en una cama de alambre

La badea se puede cultivar en los climas cálidos y húmedos, desde el nivel del mar, hasta los 1.400 metros de altura.

En una cama, se pueden acomodar las matas de badea, en una proporción de diez metros cuadrados por unidad.

En Colombia, hay dos variedades de badea: La del Chocó y la badea gigante.

Algunas partes de la planta de le badea

La badea se debe almacenar en lugares muy frescos y con buena ventilación.

Ahora miremos la planta en todos sus aspectos:

Las hojas de la badea tienen largos pecíolos y son en forma ovalada y su color es de un verde claro o como se dice en pintura: un amarillo-verdoso.



Su flor es una de las más bonitas del reino vegetal.

Sus flores son grandes y de colores muy vistosos: verde, rosa, blanco, azul y purpúreo.

Su fruto es una baya grande cuyo color va del verdoso al rojizo y contiene muchas semillas.

Sus semillas son duras y negras, recubiertas de un arilo de color salmón, de sabor agridulce.

Para que las matas prosperen, es indispensable que tengan lluvias equivalentes a 1.800 mm anuales y unas temperaturas que no pueden bajarse de 17 ºC.

No debe abonarse con mucha frecuencia, para evitar la producción de hojas en abundancia.

Se puede producir por semillas y por esquejes; en Sopetrán, como los cultivos no son a gran escala, las reproducen por esqueje.

Si se fuera a reproducir por semilla, a estas hay que darles un tratamiento adecuado, como se describe a continuación:

Las semillas deben estar entre 12  y 18 grados Celsius de temperatura.

Cuando se va a hacer la siembra, las semillas deben estar en una solución de Clórox, por espacio de 15 minutos, luego se remojan en agua tibia y por último se dejan en agua a temperatura ambiental por tres o cuatro días.

Cuando se siembran las semillas deben estar a un centímetro de profundidad y se mantiene bien humedecido el lugar.

La badea, necesita toda la luz solar del día.

Las plagas y enfermedades son los daños por hongos en los frutos y las hojas; hay unos insectos que destruyen las hojas.

También las atacan las orugas, los gusanos, las polillas, las cochinchinas, los pulgones y los ácaros.

Propiedades medicinales:

La badea sirve para tratar el colesterol alto; sus raíces sirven para tratar los gusanos intestinales; en su contenido hay un alto potencial de serotonina, que es un potente neurotransmisor, necesario para mantener en buen estado el cerebro y librarlos de la depresión, la obesidad, el insomnio y las migrañas. En su composición química, posee la mayor cantidad de Niacina.

Análisis químico de sus componentes.


Agua
87,9 g
Proteínas
0,9 g
Grasa
0,2 g
Carbohidratos
10,1 g
Fibra
0,0 g
Cenizas
0,9 g
Calcio
10,0 mg
Fósforo
22,0 mg
Hierro
0,6 mg.
Tiamina
0,0 mg
Riboflavina
0,1 mg
Niacina
2,7 mg
Ácido ascórbico
20,0 mg
Vitamina A
70,0 UI
Calorías
41,0




Fuente: Instituto Nacional de Nutrición. Bogotá 1980.
Badea madura partida por la mitad


Sopetrán, 23 de enero 2012.