Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

jueves, 21 de julio de 2016

Se acerca un enemigo peligroso
Darío Sevillano Álvarez

Si ustedes lo recuerdan, el Blogger presentó un informe científico sobre el fenómeno climatológico de El Niño, hace algunos meses, y en él decíamos que la mayoría de las veces, después de una gran sequía, acompañada de altos grados de calor, seguía una fase neutra y casi siempre, se desataba el famoso fenómeno de La Niña, que es tal vez más peligroso que su gemelo, por los desastres que genera.

Esta es una buena ilustración de lo que ocurre 
con esos dos gemelos tan complicados de manejar.

Recordemos que el fenómeno de El Niño y el de La Niña son variaciones normales en la temperatura de la superficie del mar, que han existido desde hace miles de años y que continuaran existiendo.

Se tienen registros de su existencia desde épocas prehispánicas.

Vale la pena decir que son circunstancias normales en el planeta Tierra.

El problema de La Niña es atacar con más fortaleza a los pobres, porque destruye sus viviendas en las orillas de los grandes ríos; acaba con sus construcciones en las laderas muy pendientes, e inunda sus caseríos en las partes muy planas.

Es bueno agregar que destruye carreteras y puentes; que genera destrucción en las partes bajas y planas, por donde se desplazan los grandes ríos;  que produce grandes gastos, al fisco de la nación, cubriendo urgencias, que son el pan cuotidiano, cuando hay una Niña.


Es importante contarles que en La Niña que se presentó hace seis años, el país gastó, para cubrir los desastres que ocurrieron, 11,2 billones de pesos.

Esta Niña, causó 2.209 emergencias, 1.233 inundaciones, 778 deslizamientos, 174 vendavales y 24 avalanchas.

El 7 % de la población resultó afectado por el fenómeno; esta cantidad serían 3’ 200. 000 personas, 1.016 personas desaparecieron, 1.374 murieron en las emergencias; estos pobladores, eran casi todos del área rural.


El fenómeno de La Niña, aunque era una circunstancia normal en el comportamiento del planeta, solo se visualizó, con mucha precisión, desde el año de  1989 en adelante.

Veamos a vuelo de pájaro como se comporta el fenómeno de La Niña:

En primer lugar, siempre se presenta, después de que un fenómeno de El Niño termina.

Seguidamente hay un fortalecimiento de los vientos alisios y al oeste del meridiano 180º; la temperatura del agua superficial del océano Pacífico, empieza a elevar unos grados de calor. Luego la corriente ecuatorial cálida que viene del Asia, se debilita y no llega a las aguas costeras del Pacífico Americano.

Las aguas frías, empiezan a aflorar, sobre la superficie del océano.

Entonces la corriente fría que viene del polo sur enfría la superficie del océano.

La termoclina, es decir, la zona del océano en donde se bajan los grados de temperatura, empieza a operar y se declara La Niña.


Consecuencias de La Niña al clima global.

Los párrafos siguientes son tomados de un portal de internet.

«*En los trópicos, las variaciones son radicalmente opuestas a las ocasionadas por El Niño.

»*En el continente americano, las temperaturas del aire de la estación invernal se tornan más calientes de lo normal en el Sudeste y más frías que lo normal en el Noreste.

»*En América del Sur, predominan condiciones más secas y más frescas que lo normal sobre El Ecuador y Perú; así como condiciones más húmedas que lo normal en el Noreste de Brasil.

»*En América Central, se presentan condiciones relativamente más húmedas que lo normal, principalmente sobre las zonas costeras del mar Caribe.


»*En México, provoca lluvias excesivas en el centro y en el sur del país, sequías y lluvias en el norte de México, e inviernos con marcada ausencia de lluvias.

Tanto este Fenómeno de La Niña como el de El Niño, son variaciones normales en las temperaturas de la superficie del mar, que han existido desde hace millares de años y que continuarán existiendo, sin que el hombre pueda interferir».

Estas casas de personas muy pobres, 
son las llevadas los ríos, cuando crecen 
por las lluvias de La Niña.

Las agencias internacionales, el IDEAM y todos los centros meteorológicos del planeta, ya saben que se está madurando una Niña, pero no lo van a proclamar públicamente, hasta cuando llevemos unos tres meses de lluvias; estas agencias climatológicas, prevén que pueda ser muy destructivo, pero eso lo sabremos con mayor exactitud, cuando madure, porque apenas se está organizando.

Ahora sabemos que se va a presentar con buena intensidad, en el último trimestre del año 2016; tampoco se puede predecir cuánto tiempo pueda durar, pero más tarde las agencias informativas, lo van a decir.

Es bueno recordarles, que La Mojana, una región en que están involucrados, algunos terrenos del departamento de Antioquia, más al norte de la ciudad Caucasia, tenemos el punto más frágil de nuestro territorio relacionado con las inundaciones que produce el río Cauca, cuando hay exceso de lluvias.


Aunque el Gobierno ha invertido en los estudios de esa zona, para hacer obras de infraestructura que protejan a la comunidad que allí habita, unos cincuenta mil millones de pesos, aun, no se conocen resultados.

Como recomendación final, les decimos:

No hay que alarmarse, pero la ciudadanía debe conocer la verdad sobre estos temas, dada la razón de que con los cambios climáticos, los fenómenos de El Niño y de La Niña, se presentan cada vez más fortalecidos y más destructivos.

En conclusión, «A mal que no tiene cura, hay que hacerle buena cara» y por esta razón los habitantes del planeta debemos estar acostumbrados a los cambios climáticos que él, nos regala y sabernos preparar, para enfrentarlos con fortaleza y mucha sabiduría.





Sopetrán, 20 de julio del 2016.

*

No hay comentarios: