Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 2 de mayo de 2011


Resurrección
Darío Sevillano Álvarez

Nuestro Resucitado es una talla colosal en madera maciza, pesa aproximadamente once arrobas.

Estos son los quiteños que acompañarán la procesión.

Observen cómo a Pedro le pusieron una mitra, en señal del poder religioso.

María Magdalena.

María de Cleofás.

Tadeo.

Matías.

Nuestra Señora hoy está muy sonriente.
Les voy a mostrar su rostro para que vean los malabares que hacemos los decoradores.

Observen su cara de regocijo.

Miremos, en un primer plano, los rostros de los quiteños.

Verdaderos rostros de hebreos.

¿Y qué decir de estas caras femeninas?
Son verdaderos milagros de arte.

No sabemos por cuál decidirnos.

Nuestro gran tesoro de arte ya está en su sitio.

Ahora está muy bien acompañado.

Hagamos un reconocimiento a nuestra compañera, la que maneja las gestiones del tránsito, por su gran colaboración; es la responsable de que las vías estén despejadas para el paso de las procesiones.

En el templo, los oriflamas cuelgan por todas partes.

El paso de resurrección está en hombros de los cargueros, para la procesión.

La calle Luciano Carvalho, está colmada de personas que nos van a acompañar.

La procesión parte.

En cada cuadra se van incorporando los quiteños, para simular el evangelio de la resurrección.

Miren qué espectáculo.

Hemos recorrido la primera cuadra.

También llevamos el Resucitadito.

Nuestro párroco va revestido de pluvial blanco.

Miren este elenco.

La cantidad de feligreses, es incontable.

La procesión está tomando cuerpo.
Se suman dos quiteños más.

La solemnidad del momento es impresionante.

Continuamos al son de los acordes de una marcha de solio, que se llama: Manojito de claveles.

La procesión va sobre la tercera cuadra.

Entran en acción las mujeres.

Vamos por la calle del recreo.

Entramos a la plaza.

La cámara, se divierte.

Llegamos al atrio.

Subimos por un lateral del parque.

Alleluya, llegó el rey, todos lo aplauden.

Todos los oriflamas, dicen: Resucitó, Alleluya.

El anda con Nuestro Resucitado es colocada en un lugar especial.

 
En el templo, no hay por donde pasar.
Gracias a todos aquellos que visitaron nuestro blog, notamos su presencia en el conteo que Google nos reporta cada día.

Sopetrán, 24 abril del 2011

El editor agardece a todas las personas que hicieron posible esta Semana Santa, admira el recogimiento y la devoción de los paisanos y da su voto de respeto y admiración por la persona de don Darío Sevillano de cuya factura son todas estas fotos y los textos de pies de fotos y eleva una oración al Señor para que todos los sopetraneros mantengamos por mucho tiempo la devoción a la Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo

Muchas Gracias, padre Francisco
Muchas Gracias, padre Jesús María
Muchas Gracias, padre predicador y seminarista Edwin
Muchas Gracias, señor alcalde John Wílmar y demás funcionarios


El Mesías, Aleluya

*



2 comentarios:

Anónimo dijo...

Don Darío Sevillano y don Gabriel Escobar:

Felicitaciones mil por este registro fiel, respetuoso y motivador de la celebracion de la Semana Santa en Sopetrán.

Textos y fotografías son documentos de mucho valor. En esta última entrega me sobrecogieron los primeros planos de las caras de los santos.

Abrazos

Luis Fernando Múnera López

Abel Méndez dijo...

Muchas Gracias, Luis Fernando por tus estimulantes palabrasñ

Gabriel