Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

martes, 12 de julio de 2011

Yo vivo en Sopetrán,
un paraíso en América
Darío Sevillano Álvarez


Décima quinta unidad

Historia completa de nuestra Señora de Sopetrán

Esta es la imagen de nuestra señora de Sopetrán, tallada en madera, que en la actualidad se venera en la ciudad española de Torre del Burgo, muy cercana a la Villa de Hita, en donde estuvo el viejo monasterio. La greca de la Virgen, es de oro y está recamada de piedras preciosas.


Presentación.

Sólo quedan ruinas históricas de lo que antaño fuera Sopetrán en España.

Un monasterio que albergara además de la devoción, todo un compendio de la riqueza que sólo con los años es posible desentrañar. De lo exhibido en el museo de Madrid, se presume el vestigio que subyace a la destrucción padecida durante la guerra que enfrentó a España con los napolitanos.
En ese otrora poderoso monasterio consagrado a la Virgen María, sus sombras quedan trasladadas al Sopetrán colombiano, nuestra hermosa provincia, que en sus honduras entrega toda la riqueza histórica, sagrada e intelectual que le pertenece.

Este valioso documento, recogido y compilado por Darío Sevillano Álvarez, es un aporte que no puede subsumirse ante las demás publicaciones de su género, pues su propio nacimiento y conceptualización llevan implícitos el valor supremo del conocimiento renovado tras los años que sirvieron de fermento y crecimiento a esa cultura ancestral que nos dotó la madre patria, en la multiétnica, la concepción nacional y los valores cristianos.

Como hijo de Sopetrán, admirador de todos sus valores, cultor de sus expresiones y consciente del valor patrimonial que se le concede a la consagración de nuestra parroquia y su consecuente riqueza plasmada en el templo de Nuestra Señora de la Asunción, saludo con fervor el presente ensayo, para que la esencia misma del conocimiento basada fundamentalmente en la propia cultura, conserve sus semillas y de ella, en el conocimiento de nuestro pasado, fundemos la cultura presente y la futura.

Gustavo Bustamante Morato


Esta es la carta con la que el Señor Obispo de Santa Rosa de los Osos, concedió el Imprimátur de la historia completa de Nuestra Señora

Santa Rosa, 17 de agosto de 1.991

Señor
DARÍO SEVILLANO A.
Sopetrán

Muy apreciado amigo:

Tuviste la bondad de obsequiarme una de las primeras copias de tu trabajo sobre la historia de la imagen de Nuestra Señora, Patrona de Sopetrán.
También, a propósito de tu amable atención me manifestaste el deseo de tener una opinión mía sobre tu esforzada labor.

Acabo de leer el interesante escrito con toda dedicación y máxima solicitud, como lo puedes constatar por la fecha, en que te escribo y cumplo también mi promesa de hacerte llegar un testimonio sincero de admiración y aprecio por la realización de tu empeño.

En primer lugar creo, que es de destacar el hecho claro y muy digno de consideración de la íntima e inseparable relación entre la vida de Sopetrán, la ciudad, la región, su actividad en todos los órdenes, su sociedad, sus familias y sus gentes y la devoción a Nuestra Señora, compendio y síntesis perfecta del espíritu cristiano.

Basta con ser de Sopetrán, con haber respirado su ambiente y recibido la influencia de su historia para tener que ser un católico ferviente, enamorado de la Morenita.

Por otra parte y tú lo estás demostrando con tu estudio, con tu interés y con tus desvelos, los hijos fieles de la Señora y Reina de Sopetrán tienen que ser por necesidad de elemental nobleza colaboradores esforzados y eficientes de la actividad parroquial, de los quehaceres de la Iglesia, de las preocupaciones por el mantenimiento del aliento religioso y concretamente católico, puesto que basta con ser hijo de esa tierra para sentir la necesidad de profesarse hijo amante de la Santísima Virgen y por consiguiente miembro activo del Cuerpo Místico de Cristo.

Igualmente resulta muy digno de señalarse el hecho de coincidir tu investigación y el desarrollo de tus conexiones con quienes en la Madre Patria guardan las raíces y la cuna de la devoción a la sagrada imagen, con este tiempo del Quinto Centenario de la Predicación Evangélica, en América Latina, en que escuchamos la convocatoria del Papa para iniciar una “Nueva Evangelización”.

Pienso en Sopetrán con todos sus valores marianos y el impulso de sus hijos, entre los que tú descuellas tan honrosamente, han de jugar un papel muy señalado en las iniciativas y realizaciones de este período crucial de la religiosidad sopetranera.

Ten la certeza de que me quedo encomendándote al Señor y esperando aplaudir con entusiasmo la publicación de tu importante ensayo.

Joaquín García Ordóñez
Obispo de Santa Rosa.

1. ¿Cómo nació el Santuario de Solanillos?

A unos ochenta kilómetros al nordeste de Madrid, la capital de España, se halla situado el valle de Solanillos.


En este valle, desde el siglo V, había una Ermita (Iglesia situada en una manga sin casas), en donde se veneraba a la Virgen Madre de Dios, desde el año 461. Esta Iglesia, según datos fidedignos, fue fundada por Cecilio un monje Anacoreta, pero en el mismo siglo sin que se conozcan las causas históricas, el santuario fue destruido y abandonado.


Más tarde, el rey visigodo Gundemaro, reconstruyó el santuario en el año 611, lo llenó de esplendor y le regaló muchos tesoros con la ayuda de Chindasvinto caudillo del catolicismo, que regentó la monarquía en el año 643.


Desafortunadamente cuando los árabes invadieron a España, el monasterio fue destruido y todos sus tesoros quedaron en poder de ellos. Esto fue aproximadamente en el año 728.
Con la invasión de los árabes, el santuario desapareció por completo durante unos 100 Años, pero cuando las cosas empezaron a mejorar y se suavizaron los odios, nuevamente se reconstruyó en el año 847 y se convirtió en una construcción mozárabe que logró sobrevivir por espacio de dos siglos.

Don Pelayo

´Cuando en Asturias, D. Pelayo emprendió la conquista cristiana y lograda la paz, la tolerancia religiosa, la convivencia y la amistad entre cristianos y mahometanos, empieza a resurgir como monasterio religioso este precioso lugar que nunca fue una ciudad como nosotros lo imaginábamos.

2. ¿Cuáles circunstancias de la dominación árabe influyeron en
Sopetrán de España?

Ahora hagamos unas divagaciones históricas para poder hablar del santuario sopetrano como se le dice al Sopetrán de España, para diferenciarlo del sopetranero de Sopetrán colombiano.

Antes de entrar en materia, les cuento que en México también hay un Sopetrán, que no ha sido posible averiguar, por falta de contacto con escritores mexicanos.

En el año 1000, el califa o rey de Toledo, se llamaba Adafer, su único hijo, era Al-Mamun que sucedió en el trono a su padre, mandato que empezó en el año 1047. 

Al-Mamún

Por esta época, los reinos de Castilla y León, eran manejados por don Sancho y don Alfonso VI, dos hijos de Fernando I, el Magno.

Fernando I
Sancho

Alfonso VI
al parecer hubo un desacuerdo entre los dos hermanos y don Sancho le quitó el reino y a don Alfonso VI, el cual tuvo que huir y refugiarse en el reino moro de Toledo en donde se le brindó amistad y comprensión.

A la muerte de don Sancho, don Alfonso VI quedó como amo y señor y continuó con la reconquista cristiana iniciada por don Pelayo en Asturias.

Después de muchas luchas, don Alfonso sufrió una derrota impresionante y tuvo que firmar una paz desventajosa con los moros.

Pasado algún tiempo, el rey castellano reorganizó sus ejércitos para continuar la lucha, pero Al-Mamún lo supo con tiempo y organizó un ejército con buenos guerreros y con su hijo Alí-Maimón a la cabeza (Los hijos de Al-Mamun, se llamaban: Hixen, Alí-Maimón y Casilda).

Alí-Maimón partió con su ejército y cuando llegó a las tierras de Alcarria (lugar en donde se produce mucha miel de abejas) y donde más tarde naciera Francisco Herrera Campuzano, nuestro ilustre fundador, acabaron con las construcciones, saquearon todo lo que pertenecía a los cristianos y después de una sangrienta guerra, todos los españoles quedaron prisioneros.

Alí-Maimón, se dedicó a torturar a los cristianos, a hacerles aguantar hambre, a matar a los hijos delante de sus padres, en fin qué no haría para vengarse de ellos. Al fin llegó a un lugar lleno de árboles e higueras (la higuera en España, es nuestro árbol de brevas) y allí ordenó un descanso, en el cual separó:los hombres y las mujeres, y los niños de los ancianos; los hizo amarrar con grillos y cadenas y en todo momento los hostigaba, porque su placer más grande era hacerlos sufrir.

Anda procesional de nuestra señora de Sopetrán en Madrid.

3. ¿Cómo se apareció Nuestra Señora?

El lugar en donde Alí-Maimón había acantonado sus tropas y prisioneros, quedaba cerca del valle de Solanillos en donde los cristianos veneraban a Nuestra Señora; entonces todos los prisioneros acordaron elevar sus plegarias a la Virgen, para que aliviara sus problemas. El día en que llegaron al valle de Solanillos, las oraciones fueron más fervorosas que nunca y he aquí lo que ocurrió: De pronto se aparece la Virgen acompañada por muchos ángeles, posa sobre una higuera entre las tropas de Alí-Maimón y sus prisioneros.  Eran tan fuertes los destellos y la fulgidez de su aureola, que todos los mahometanos cayeron a tierra y Alí-Maimón quedó ciego.  Añade el autor Andrés Pastrana que la Virgen empezó a consolar a los prisioneros y las cadenas con que estaban amarrados, cayeron al suelo y se aliviaron sus dolores.  Fray Basilio de Arce historiador de esa época, comenta que los Cristianos pudieron regresar a sus lugares de origen sin que hallasen enemigos en el camino.

Nuestra Señora de Sopetrán en Jarandilla de la Vera.

Cuando el infante quedó con sus hombres de más confianza, preguntó:

—¿Cuál fue el hecho que me quitó la vista y que hizo que los soldados huyeran?
Y un cristiano le contestó:

—Es María Santísima que ha venido a protegernos y a librarnos de tu inhumana soldadesca.

Entonces Alí-Maimón, pidió que lo llevaran ante la Virgen y le imploró de esta manera:

—Devuélveme la vista que me has quitado, bajo la promesa de hacer cuanto me ordenes.

Seguidamente hubo un diálogo entre la Virgen y Alí-Maimón y al final Nuestra Señora, lo conduce a una fuente cercana que aún existe y es muy milagrosa; allí lo bautiza cambiándole el nombre de Alí-Maimón por Petrán que en arameo significa Piedra. Luego le ordena que se presente al romano pontífice para que le enseñe los misterios de la Religión católica. Petrán cumplió lo prometido y se presentó ante el papa León IX y allí vivió hasta la muerte del papa en el año de 1054. En ese año regresó a España y se instaló en el valle de Solanillos en donde construyó una choza, mandó pintar una Virgen en una tabla y en esta Iglesia improvisada, los cristianos veneraban a Nuestra Señora de Petrán.

Petrán vivió hasta el año de 1070 y a su muerte, fue enterrado en la higuera en donde la Virgen se le había aparecido.

4. ¿Quién fue Santa Casilda?

Hay una circunstancia especial que vale la pena contar a nuestros lectores: Casilda otra de las hijas de Al-Mamún, el padre de Petrán, Santa Casilda, se hizo cristiana gracias a las súplicas que su hermano le había hecho a Nuestra Señora el día de su aparición.

Después de haberse convertido, se dedicaban a cuidar y alimentar a los prisioneros cristianos a escondidas de su padre; pero fue sorprendida por uno de los sirvientes del castillo, el cual le comunicó al rey; éste quiso sorprenderla para castigarla y cuando Casilda iba con unos alimentos para los prisioneros, el rey le preguntó:

—¿Qué llevas debajo de tus ropas?

Ella sorprendida contesta:

—Un ramo de rosas.

En efecto, cuando el rey alzó la falda, pudo constatar que eran rosas y la dejó tranquila; más tarde cuando llegó donde los prisioneros, observó con gran sorpresa que las rosas se habían convertido en alimentos nuevamente.
Casilda murió en el año 1100 y luego, cuando fue canonizada, su cuerpo estuvo en la Catedral de Burgos, pero después esta reliquia fue compartida con la Catedral de Toledo y en ésta se le celebra cada año una fiesta muy solemne.

5 ¿Cómo empezó el santuario de Sopetrán en España?

A la muerte de Petrán, aquella Iglesia naciente fue creciendo lentamente gracias a los continuos favores que Nuestra Señora de Petrán concedía, tanto a los nobles españoles como a las personas humildes que la visitaban para implorar su misericordia.

Ruinas del Monasterio de Sopetrán.
La dama que aparece en las ruinas, es la periodista y escritora Julie Sopetrán (Julita González Barba) dueña de las ruinas del monasterio.

2 comentarios:

Julie dijo...

Queridos amigos, me es muy grato leer esta historia, que parte de ella, le hice llegar al muy respetado Sr. Sevillano, todo fue a través de un misionero que le llevó la historia que le di para su difusión en Colombia. Luego mantuve correspondencia con el Sr. Sevillano durante varios años. Le puse en contacto con el párroco de Hita, Don Silvano, y mantuvimos una cordial correspondencia. No volví a saber de él, porque yo marché a estudiar a Estados Unidos. Y ahora que leo esta página me da mucho gusto comprobar toda su investigación. Yo soy la persona que está en la higuera de la Virgen, foto que le envié. Siempre me interesé por la conexión de Sopetrán con América. Hoy el Monasterio no es de mi propiedad. Pero sigo queriendo todo lo relacionado con la Santisima Virgen de Sopetrán que tanto nos dio y tanto nos une en la historia y en el tiempo. Les felicito por esta página que he encontrado hoy en internet. Muchas gracias y quedo siempre a disposición de ustedes. Un abrazo.

Abel Méndez dijo...

Querida Julie:

El enlace que hiciste con Sevillano no se ha roto, por el contrario, él lo ha hecho crecer entre nosotros eneseñándonos todo lo que nos une con la Virgen de Sopetrán, y un eslabón de ese enlace eres tú y por eso tú estás en nuestro corazón y en nuestro afecto. Éste blog te acoge como parte de su existencia y de su razón de ser.

Gabriel Escobar Gaviria